LOADING

Type to search

La pandemia provoca escasez de monedas. Hay bancos que incluso pagan por ellas

Avatar
Share

Fuente: Noticias Telemundo

El temor a enfermar de COVID-19 al pagar en efectivo y el acaparamiento por la crisis económica han llevado a la falta de dinero en metálico. Así se está remediando.

Restaurantes de comida rápida, supermercados y cafeterías y otros negocios de todo el país en los que se intercambia dinero en efectivo están advirtiendo a sus clientes que las monedas se han convertido en un bien escaso. Tanto es así que incluso algún banco ofrece una bonificación (del 5%) a quienes lleven monedas.

Scott Talan se topó con ese inconveniente el fin de semana pasado cuando fue a una cafetería de Starbucks en Virginia y se encontró con un cartel escrito a mano que decía: “Debido a la escasez de monedas nacionales, solo podemos aceptar cambios exactos o pagos electrónicos en este momento”.

Pensó que era una broma.

“Iba a enviar un correo electrónico al gerente de la tienda o a la sede de Starbucks porque no parecía oficial”, dijo Talan, profesor asistente de la American University en Washington, “todo es muy extraño en los tiempos que vivimos”.

Starbucks no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El problema de la falta de dinero en efectivo ha escalado hasta tal punto que la Reserva Federal (Fed), que controla la política monetaria de Estados Unidos, ha creado un grupo de trabajo para “mitigar los efectos de los bajos inventarios de monedas causados ​​por la pandemia COVID-19”.

 [Al borde de la desesperación decenas de miles de trabajadores que aún no reciben los beneficios de desempleo]

Los 22 miembros del grupo de trabajo, que fue presentado oficialmente el pasado viernes y que representan a agencias gubernamentales, bancos además de empresas, están llevando a cabo reuniones durante el presente mes con el objetivo de compartir recomendaciones a principios de agosto para identificar los “pasos necesarios a seguir para abordar el actual problema de la circulación de monedas”.

Daniel Soques, profesor asistente de economía en la Universidad de Carolina del Norte Wilmington, calificó la situación como una “tormenta perfecta” de circunstancias fruto de la pandemia en la que los negocios que manejan un gran caudal de monedas, como las lavanderías, cerraron sus puertas, mientras que el miedo a contraer la enfermedad también llevó a muchas personas a evitar por completo las transacciones monetarias físicas.

Coinstar, una empresa que opera alrededor de 22,000 quioscos de cambio de monedas en todo el país, asegura que el volumen de circulación se desaceleró cuando los estados implementaron las medidas de confinamiento para evitar contagios indeseados por el COVID-19, que también obstaculizó la producción de dinero en metálico en la Casa de la Moneda en marzo y abril.

Cuando la economía empezaba a sentir los estragos de la pandemia, la población “comenzó a acumular monedas y acumular dinero en general”, explicó Soques.

[Estas 20 empresas ofrecen cientos de miles de empleos pese a la crisis económica del coronavirus]

Con el fin de solventar la situación, el mes pasado los bancos de la Reserva Federal decidieron asignar dinero de los inventarios de monedas existentes a las entidades bancarias como una “medida temporal” y a partir de abril había cerca de 48,000 millones de dólares en monedas en circulación, según estimaciones del Departamento  del Tesoro.

La Fed dijo en un comunicado que “confía en que los problemas del inventario de monedas se resolverán una vez que la economía se abra más ampliamente y la cadena de suministro de monedas vuelva a los patrones normales de circulación”, aunque “reconoce que estas medidas por sí solas no serán suficientes para resolver los problemas a corto plazo “.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, reconoció en una audiencia del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes el mes pasado que los bancos también están sufriendo por la falta de un “flujo de monedas”.

“Estamos trabajando con la Casa de la Moneda para aumentar el suministro, y estamos trabajando con los bancos de la Reserva Federal para llevar ese suministro [al nivel] donde debe estar”, dijo Powell, aunque destacó que “creemos que se trata de una situación temporal”.

El portavoz de la Casa de la Moneda, Michael White, aseguró que la agencia ya está en camino de producir 1,650 millones de monedas por mes durante el resto de 2020, lo que equivale a un nivel de producción de 19,800 millones de monedas para que estén en circulación, lo que supone un gran salto con respecto a 2019, cuando se produjeron 12.400 millones de dinero en metálico.

Si bien la Fed no ha calificado la situación actual como “escasez de monedas”, para Soques eso es exactamente lo que es.

La falta de monedas no es un problema desconocido, en 1999 se produjo una “sequía de centavos”, presumiblemente provocada porque las personas que no estaban interesadas en usarlos y preferían almacenarlas en frascos, lo que obligó a algunas empresas a pedir ayuda a los clientes para que pagaran con centavos en incluso tuvieron racionar las monedas.

[Qué se sabe del segundo cheque de alivio económico y qué otras ayudas se pueden pedir contra la crisis]

Hoy en día, algunas empresas notifican a los clientes que no tienen cambio, mientras que otras están redondeando los precios para no tener que dar cambio porque los pagos en efectivo en los últimos meses son escasos

En otros casos, las empresas solo realizan transacciones electrónicas, lo que es un motivo de preocupación a juicio de Soques, sobre todo para las personas de bajos recursos. “Si bien no es necesariamente algo malo alejarse del efectivo y las monedas, perjudicará desproporcionadamente a aquellos en el extremo más bajo del espectro financiero”, especificó. “Son los que generalmente no tienen una cuenta bancaria, por lo que si cambias todo a digital, están en desventaja”.

Vea también: 

Cuánto tiempo puede vivir el coronavirus en billetes y monedas

Qué ayudas pueden solicitar dueños de pequeños negocios durante la crisis sanitaria

“No nos sentimos seguros, no estamos listos para reabrir las escuelas”: maestros y padres explican por qué están en desacuerdo con Trumpby TaboolaContenido PatrocinadoPROGRESSIVE | AUTO INSURANCE QUOTESOver $750 average savings for new customers who save? Wow!HERO WARSMany failed before. Will you complete the Trial?ARMOUR SUPPLYFace Masks at Factory Direct Prices, Available Now!WOLF & SHEPHERDWhy Steve Nash Loves These Dress Shoes

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux