LOADING

Type to search

Los burros sustituyen a los camiones de basura!

Avatar
Share

Autoridades de la pequeña localidad siciliana de Castelbuono en el sur de Italia, cambiaron los camiones de basura por burros… EN SERIO!

Autoridades de la pequeña localidad siciliana de Castelbuono,
en el sur de Italia, cambiaron los camiones de basura por burros…
EN SERIO!

Desde febrero seis burros realizan el trabajo de cuatro camiones
encargados de recolectar la basura que producen sus 10.000
habitantes.

“Al reemplazar los medios de transporte que consumen carburante
y contaminan el ambiente, vamos a ahorrar y a contribuir
a que el mundo sea más limpio”, aseguró el alcalde, Mario Cicero,
en una nota divulgada por internet.

Un asno cuesta cerca de 1.200 euros (1,700 dólares) más unos
2.000 euros (2,800 dólares) al año de manutención, contra los
30.000 euros (42,000 dólares) de cada camión de basura.

Los burros de Castelbuono han recolectado hasta ahora 140.240
kilos más de desperdicios con respecto al año pasado, señala el
alcalde. Los asnos cargan dos cajas de leño en donde los llamados
‘operadores ecológicos’ depositan la inmundicia y logran
atravesar todas las callejuelas y caminos más inaccesibles de la
localidad. Este es el primer municipio de Italia que reintroduce
ese método, utilizado con frecuencia en el siglo pasado.

Lleva flores durante meses
…a una tumba equivocada!

En Argentina, una viuda de 52 años, visitó durante meses la
tumba equivocada pensando que en ésta se encontraba su marido…
EN SERIO!

María del Carmen Sosa, visitó el cementerio de Paraná (500
kilómetros al este). “Cuando venía a traer flores a la tumba de
mi esposo, siempre miraba la sepultura de al lado, que estaba
totalmente abandonada y pensaba: ¡Pobre persona, nadie le trae
nada!, relató la mujer a la prensa paranaense.
“¡Ahora me entero que en realidad era la sepultura de mi marido!”,
dijo Sosa, al recordar las horas que pasó en el lugar y
dedicó a una persona que no había visto en su vida.

La mujer, quien convivió 17 años con Antonio Raúl Vera, fallecido
a los 42 años, el 26 de abril último, tras recibir una descarga
eléctrica mientras pintaba el techo de una casa.

Las autoridades del cementerio se disculparon explicando que
se había tratado de un “error administrativo”, ya que los empleados
habían registrado que el cuerpo de Vera estaba en la
tumba 190, pero en realidad estaba en la 191.

El error fue descubierto cuando la mujer solicitó permiso para
construir un pequeño monumento sobre la tumba y los empleados
de administración dudaron sobre el número de fosa… La
sorpresa fue mayúscula cuando se dieron cuenta de que el cuerpo
exhumado correspondía a una mujer.

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux