LOADING

Type to search

Los indicios de la fuga de El Chapo que nadie atendió

Avatar
Share

Proceso.com

Jorge Carrasco y Veneranda Mendoza

Policías apostados en la tubería del Cutzamala junto al penal del Altiplano tras la fuga de Guzmán. Foto: AP / Marco Ugarte

Muy poco antes de la fuga del Chapo Guzmán hubo varios indicios de que algo se estaba fraguando, pero a nadie pareció importarle. No sólo unas ­inusuales obras de la Conagua pasaron excesivamente cerca de la prisión –pretexto para desconectar los sensores de movimiento– sino que pocas horas previas al escape y a 37 kilómetros del penal, policías mexiquenses detuvieron a tres hombres que confesaron ser parte del Cártel de Sinaloa, con la misión de improvisar una pista de aterrizaje…

 

En los días y horas previos a la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, en las inmediaciones de esa prisión hubo intenso movimiento de trabajadores y hasta detenciones de hombres armados. Pero para las fuerzas e instancias federales encargadas de la vigilancia del penal, y para las autoridades del Estado de México, se trató de meros hechos rutinarios.

La tarde del viernes 10, un día antes de la fuga del capo sinaloense, efectivos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) detuvieron a tres personas que se identificaron como miembros del Cártel de Sinaloa. Iban fuertemente armados y admitieron haber estado preparando y vigilando una pista clandestina, en una comunidad localizada a media hora del penal.

Los detenidos se identificaron como José Ramón García, de 18 años; Carlos Tovar Amparo, de 40, y José Antonio González, El Pony, de 54 y señalado como jefe del grupo. Los policías de la CES no sabían qué hacer con ellos. Ninguna autoridad se los recibía, según informes de la propia corporación.

El Ministerio Público estatal de la Subprocuraduría de Atlacomulco no se quiso hacer cargo. Puesto que traían armas de alto poder, fueron entregados a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en el Estado de México, pero sólo hasta el día siguiente. Sin embargo, para ésta se trataba de simples “raterillos”…

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2021 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux