Mira el conmovedor video de un anciano de 93 años que se despide del amor de su vida cantándole

Emol.com

¿Qué palabras servirían para despedirse de la persona que te ha acompañado por más de 70 años? Este abuelo decidió dedicarle a su mujer, que pasa por sus últimos días, la canción que marcó su relación…

“Te amo”, es lo que más se dicen una y otra vez Laura y Howard. La pareja, que lleva casada 73 años, es la protagonista de un video que parece devolverle la fe en el amor verdadero hasta al más escéptico, y conmover al más frío.

Las imágenes, compartidas en YouTube el pasado 20 de septiembre, por la nieta de ambos, Erin, lleva a la fecha más de un millón de reproducciones, y muestran a Laura, de 93 años, ingresada en un hospital por el claro deterioro de su salud, debido a su edad. Le han pronosticado una semana más de vida, por lo que Howard (92) y su familia no dudan en acompañarla y hacer feliz sus últimos días de vida.

Tal como explica Erin en la descripción del video, Laura apenas puede ver sombras y luces, así que cuando siente la voz de Howard en la habitación, pregunta si puede abrazarlo. Por su parte, Howard apenas puede escuchar, y le cuesta mucho moverse, así que se ayuda de una silla de ruedas y la buena voluntad de la gente para poder ponerse de pie frente a su esposa.

Es entonces que, entre varios “te amo” y peticiones de Laura de que Howard se cuide –y una broma de él de que no sabe cuántos amores tuvo Laura en su vida pero que seguramente, él fue el mejor- comienzan a cantar “You’ll Never Know” –en la versión de Rosemary Clooney y Harry James-, la misma canción que mientras él partió como aviador en la II Guerra Mundial, reconfortaba a Laura durante la espera a que su amor regresara a salvo del combate.

Pero en el video, Laura está muy débil para poder cantar con Howard, tal como lo hicieron con el mismo tema cuando renovaron su matrimonio, así que es el anciano el que entre los nudos en la garganta y la dificultad que significa mantenerse en pie, trata de cantar la canción a su esposa, mientras toca su rostro.

Tal como señaló la propia nieta de los ancianos hace dos días, los médicos del hospital habían decidido permitir que Laura pasara sus últimos días acompañada de su familia, en su casa.

 

Avatar

Ruby Limon

More From The Author