LOADING

Type to search

Nuevas directrices de ICE: estas son las últimas prioridades de detención y deportación

Avatar
Share

De acuerdo con un reporte publicado este domingo por el diario The Washington Post “las instrucciones provisionales enviadas a los funcionarios superiores apuntan a un cambio importante en la aplicación” de la ley de inmigración.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) se prepara para asumir nuevas funciones, de acuerdo con un reporte publicado este domingo por el diario The Washington Post.

ICE, que opera bajo el mando del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), alista un nuevo reglamento que “podría frenar drásticamente los arrestos y deportaciones”.

Las nuevas instrucciones derivan de la orden ejecutiva sobre la “revisión de las políticas y prioridades de aplicación de la ley de inmigración civil” firmada por el presidente de Biden el 20 de enero, día de la toma de posesión, decreto que revirtió una orden firmada por Trump el 25 de enero de 2017 y que se relacionada con las jurisdicciones santuario y decretó que la presencia indocumentada constituía una amenaza a la seguridad pública y nacional de Estados Unidos.

Memorandos y correos

Citando memorandos y correos electrónicos internos, el periódico dijo que, si bien los nuevos planes operativos de ICE aún no son definitivos, “las instrucciones provisionales enviadas a los funcionarios superiores apuntan a un cambio importante en la aplicación” de la ley de inmigración.

“Los agentes ya no buscarán deportar a inmigrantes por delitos como conducir bajo la influencia y asalto, y se centrarán en cambio en amenazas a la seguridad nacional, cruces fronterizos recientes y personas que completan penas de prisión y cárcel por condenas por delitos graves agravados”, indican los documentos.

Los delitos que convierten en deportables o inadmisibles a los inmigrantes legales o indocumentados son aquellas faltas “relacionados con las drogas (delitos menos graves), agresión simple, manejar bajo la influencia de alcohol o drogas (DUI), lavado de dinero, delitos contra la propiedad, fraude, delitos fiscales, solicitación o cargos sin condena”, indicó el director interino de ICE, Tae Johnson, en un correo electrónico dirigido a altos funcionarios fechado el 4 de febrero.

La instrucción de Johnson indica cómo deben actuar los agentes de ICE durante los operativos mientras se finalizan las nuevas pautas.

RELACIONADOS

Estas son las claves de las nuevas órdenes ejecutivas migratorias firmadas por Biden

Prioridades de Trump y Obama

El 25 de enero de 2017 Trump, bajo la implementación de la política migratoria de ‘tolerancia cero’, modificó y amplió la lista de prioridades de deportación establecida por Barack Obama en 2012, cuando firmó la orden ejecutiva sobre el programa Amparo de Deportación para los Llegados en la Infancia (DACA).

La lista de deportables e inadmisibles incluye inmigrantes:

  • Quienes hayan sido condenados por cualquier delito;
  • Quienes hayan sido acusados de cualquier delito, cuando dicho cargo no haya sido resuelto;
  • Quienes hayan cometido actos que constituyen un delito penal imputable;
  • Quienes hayan incurrido en fraude o tergiversación deliberada en relación con cualquier asunto oficial o solicitud ante un organismo gubernamental;
  • Quienes hayan abusado de cualquier programa relacionado con la recepción de beneficios públicos;
  • Quienes estén sujetos a una orden final de deportación, y no hayan cumplido con su obligación legal de abandonar Estados Unidos; o
  • Quienes a juicio de un funcionario de inmigración supongan un riesgo para la seguridad pública o la seguridad nacional.

Durante el gobierno de Obama las deportaciones se basaban en cuatro categorías:

  • Prioridad 1: Quienes sean considerados una amenaza a la seguridad nacional, de la frontera o publica (terroristas, personas involucradas en espionaje, criminales, pandilleros, entre otros);
  • Prioridad 2A: Personas con historial extenso de violaciones de inmigración, quienes hayan cruzado la frontera recientemente (después del 1 de enero de 2014).
  • Prioridad 2B: Personas con DUI, cargos por violencia doméstica, explotación sexual, robo y cualquier delito que tenga más de 90 días como penalidad de cárcel;
  • Prioridad 3: Inmigrantes con una orden final de deportación en o después del 1 de enero de 2014.
Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux