LOADING

Type to search

Permaneció por dos años “encajada” en un inodoro!

Avatar
Share

…Entérese y Sorpréndase que una mujer de 35 años estuvo “prácticamente encajada” durante dos años en el inodoro de la casa de su novio en la comunidad de Ness City (Kansas), hasta que los servicios

…Entérese y Sorpréndase que una mujer de 35 años estuvo “prácticamente encajada” durante dos años en el inodoro de la casa de su novio en la comunidad de Ness City (Kansas), hasta que los servicios de urgencia la sacaron con una palanca.

Según lo informa el periódico local “The Hutchinson News”, el novio de la mujer llamó a la oficina del alguacil, el pasado febrero, para informar de que a su novia- la cual no han querido identificar- le pasaba algo raro. Al llegar al domicilio, la Policía encontró a la mujer sentada en el inodoro, con los músculos atrofiados de no moverse y pegada a la taza, aunque el caso aún está bajo investigación, se calculó que llevaba allí sentada unos dos años.

El alguacil, Bryan Whipple llamó a los servicios de urgencia, los cuales tuvieron que arrancar el asiento de la taza con una palanca.
Whipple dijo a la prensa: “Arrancamos el asiento con una palanca y ambas cosas, el asiento y ella, se fueron a un hospital, donde se lo quitaron”.

En su declaración inicial, Kory McFarren -el novio de la mujer incrustada- dijo que en estos dos años, ella pasó allí todo ese tiempo porque quería y por sus fobias, pero que él la comprendía, por eso le llevaba comida y agua.

El sheriff Whipple, dijo que en un primer momento, “con sus actos”, ella parece apoyar las declaraciones del novio, porque cuando la encontraron al principio se rehusó a que fuera una ambulancia. Kory afirmó que le había aconsejado en repetidas ocasiones que saliera del baño, a lo que ella le respondía “a lo mejor mañana”.

“De lo único que soy culpable es que no la ayudé antes”, dijo McFarren recientemente a la prensa local. “Ante la seriedad de la situación, las autoridades de Kansas presentaron cargos contra McFarren el novio de la mujer, por maltrato al permitir que su pareja estuviera sentada durante dos años en la taza del inodoro de su casa.

Los médicos del hospital de Wichita, Kansas, adonde fue llevada la mujer, dijeron a McFarren que una infección en las piernas de la mujer había dañado sus nervios, algo que le podría dejarla en una silla de ruedas, y está también a la espera de que un estudio
psiquiátrico aclare la situación mental de la mujer y el nivel de dependencia hacia su pareja.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux