LOADING

Type to search

Policías de Miami Beach usan gas pimienta para hacer cumplir el toque de queda.

Share

(CNN) — Policías de Miami Beach usaron gas pimienta contra una multitud y arrestó al menos a una docena de personas el sábado por la noche cuando la ciudad tomó medidas extraordinarias para reprimir a los vacacionistas que, según las autoridades, están fuera de control.

Las fuertes acciones para hacer cumplir la ley se produjeron pocas horas después de que el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, declarara el estado de emergencia y fijara un toque de queda desde las 8:00 p.m., diciendo que las multitudes que han llegado a la ciudad son «más de las que podemos manejar».

«Demasiados vienen, realmente, sin la intención de seguir las reglas y el resultado ha sido un nivel de caos y desorden que es algo más de lo que podemos soportar», le comentó Gelber a Ana Cabrera de CNN”.

El sábado por la noche cientos de personas, en su mayoría sin máscara, permanecieron en las calles mucho después de la hora establecida para el toque de queda. Con las sirenas a todo volumen los policías usaron el gas pimienta –un irritante químico– contra la multitud, lo que provocó una estampida de personas que huían, según muestra un video de WPLG, afiliada de CNN.

La policía de Miami Beach dijo la madrugada del domingo que arrestó a por lo menos a una docena de personas luego del inicio del toque de queda.

«Los agentes comenzaron a dispersar a las multitudes a las 8:00 p.m. y finalmente lograron un nivel satisfactorio de cumplimiento», informó a CNN el portavoz de la policía Ernesto Rodríguez.

El toque de queda desde las 8:00 p.m. y el cierre de algunas vías en el distrito de entretenimiento de la ciudad estarán vigentes hasta el martes, dijo Gelber en una conferencia de prensa el sábado. Las calzadas hacia Miami Beach desde el continente estarán cerradas al tráfico que no reside ahí a partir de las 9:00 p.m. durante las próximas noches, indicó Gelber.

Estas medidas se producen cuando Florida abrió sus puertas a los turistas después de un año de bloqueos y restricciones por coronavirus en todo el país. El gobernador Ron DeSantis se ha jactado de que el estado es un «oasis de libertad» durante la pandemia, y las personas acuden en masa a las playas y los establecimientos nocturnos libres de restricciones estatales.

Gelber le dijo a CNN que los mayores problemas con las multitudes han surgido por la noche.

«Se siente como un concierto de rock, gente apiñada por cuadras y cuadras”, dijo Gelber.

El viernes por la noche, alguien disparó un arma al aire y hubo un motín, señaló.

«Han sucedido otras cosas que son igualmente desafiantes” dijo el alcalde.

La situación ha empeorado cada día, según Gelber, y la pandemia «hace que las cosas sean aún más difíciles».

Un hotel preocupado por la seguridad

La vida nocturna de Miami Beach nunca ha sido para los débiles de corazón, pero los funcionarios locales y los residentes han notado la agresividad particular de los juerguistas que vacacionan esta primavera durante la pandemia en curso.

El Clevelander South Beach, uno de los hoteles emblemáticos de Miami Beach, anunció el viernes que suspenderá temporalmente las operaciones de alimentos y bebidas debido a preocupaciones de seguridad para sus empleados y clientes.

«Recientemente, nos hemos preocupado cada vez más por la seguridad de nuestros empleados dedicados y valiosos clientes y la capacidad de la Ciudad para mantener un ambiente seguro en los alrededores», comunicó el hotel con un mensaje en su sitio web y en las redes sociales.

«Por lo tanto, hemos tomado la difícil decisión de suspender temporalmente las operaciones de alimentos y bebidas» hasta al menos el 24 de marzo, dijo la gerencia del hotel en su mensaje.

The Clevelander dijo que la gerencia «reevaluará la situación en los próximos días y decidirá si reabre o permanecer temporalmente cerrado». Los empleados «recibirán su salario completo» mientras las áreas de bar y comedor estén cerradas, aseguró el hotel.

La policía de Miami Beach aumentó la dotación de personal el 3 de febrero «para cubrir el fin de semana del Super Bowl, el fin de semana del President’s Day, y luego pasamos directamente a la dotación de personal para las vacaciones de primavera», explicó Ernesto Rodríguez, portavoz del Departamento de Policía de Miami Beach (MBPD, por sus siglas en inglés), en un informe esta semana.

1.000 arrestos mientras continúan las infecciones

Más de 1.000 personas han sido arrestadas en Miami Beach desde el 3 de febrero cuando los viajeros de las vacaciones de primavera llegaron a la ciudad, dijo el administrador de la ciudad de Miami Beach, Raúl Aguila, durante una reunión de la comisión de emergencia el domingo. De esos arrestos, más de 350 fueron arrestos por delitos graves, dijo.

Tanto Águila como Gelber dijeron que la multitud de estas vacaciones de primavera no es típica y no creen que sea en su mayoría estudiantes que están de viaje.

«Estos son individuos vienen a la ciudad … hacen el desorden con una actitud de fiesta de todo vale», afirmó Aguila.

Si bien la ciudad ha lidiado con grandes multitudes, dijo Águila, las cosas cambiaron el viernes cuando miles se reunieron en Ocean Drive. No se planearon eventos especiales y ninguna de las personas frecuentaba restaurantes o establecimientos, dijo.

«Parecía un concierto de rock, no se podía ver el pavimento, no se podía ver el suelo, todo lo que se podía ver era gente apiñada», comentó.

Gelber señaló que la ciudad es un destino atractivo para los viajeros debido a su buen clima y negocios abiertos, pero todavía enfrenta la pandemia. Se reportan 1.000 infecciones diarias y entre 50 y 100 personas ingresan a los hospitales cada día en el condado de Dade, dijo Gelber.

Arrojan piedras y botellas

El jefe de policía de Miami Beach, Richard Clements, dijo en la reunión del domingo que cree que la pandemia es un factor que contribuye a esta situación, ya que las personas que han estado encerradas tenían menos opciones para las vacaciones de primavera y viajaron a Miami Beach.

Indicó que se han incautado 86 armas de fuego desde el 3 de febrero.

«Ha sido alarmante», dijo Clements.

Varias noches, grandes multitudes se habían convertido en estampidas alrededor del distrito de entretenimiento, comentó Clements.

En un caso, varios autos se detuvieron y los ocupantes organizaron una fiesta en la calle y arrojaron piedras y botellas a la policía que intentó movilizarlos, dijo.

En otro incidente, reveló que alguien disparó un arma al aire y puso a correr a más de 200 personas.

Otra estampida comenzó a partir de una pelea, convirtiendo el área en una trifulca con vasos y sillas siendo usados ​​como armas, dijo Clements.

«Estoy realmente preocupado», aseguró el jefe de policía. «¿Cuánto tiempo puede pasa antes de que suceda algo malo?»

‘Si crees que todo vale, por favor no vengas’

El fin de semana pasado, alrededor de 100 personas fueron arrestadas y dos agentes resultaron heridos luego de enfrentamientos con la multitud, dijo la policía. Además, Rodríguez le dijo a CNN el sábado que el jueves se ejecutaron al menos dos docenas de arrestos y el «viernes, al menos una docena».

La policía de Miami-Dade ha colaborado con el MBPD desde el martes debido a la cantidad de gente, informó Rodríguez.

Los agentes de la Florida Highway Patrol también brindaron asistencia con el control del tráfico en MacArthur y Julia Tuttle Causeways, puentes que conectan el área con el continente, dijo MBPD en un tuit el viernes.

Otras agencias que ayudan con los esfuerzos de seguridad incluyen el Departamento de Policía de Coral Gables y el Departamento de Correcciones de Miami Dade, según Rodríguez.

«Si vienes aquí porque has estado reprimido y quieres soltarte, crees que todo vale, no vengas aquí», comentó Gelber a CNN. «Tenemos policías adicionales en todas partes, se arrestará gente, y lo hemos hecho. Vamos a mantener el orden».

«Si vienes aquí para volverte loco, ve a otro lugar. No te queremos», afirmó Gelber.

Eric Levenson, Andy Rose y Hollie Silverman de CNN contribuyeron a este informe.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux