LOADING

Type to search

Randy Sopp

Avatar
Share

Premio a la ‘Herencia YMCA’

Por: Jorge Luis Macías

 Randy Sopp, el Presidente de YMCA de Huntington Park dejará su posición después de más de tres décadas de servir y ofrecer ayuda en un organismo sin fines de lucro que ha significado un cambio total en el destino de muchos jóvenes y estudiantes hispanos.

Aunque no hay una fecha oficial para su despedida y retiro del cargo, es sabido que Randy Sopp se ha mudado a una ciudad lejana de Huntington Park, donde por más de medio siglo ha estado su agencia de venta de automóviles, Sopp Chevrolet.

 Su adiós anticipado lo dio a conocer Sopp, el pasado 13 de octubre, después de recibir el Premio a la Herencia YMCA (YMCA Legacy Award) de YMCA, durante una reunión en el restaurante Steven Steakhouse de la ciudad de Commerce.

 Randy Sopp ha sido descrito como un buen ser humano, de gran sentido del humor, inteligente, ingenioso, íntegro, caritativo y hombre de negocios amigo de la comunidad hispana, donde ha creado un impacto verdaderamente positivo, desde la creación de la no lucrativa Fundación Amigos de Bell, su apoyo a diversas Cámaras de Comercio en ciudades del Sureste de Los Ángeles, pero sobre todo su invaluable ayuda a las nuevas generaciones de estudiantes hispanos, a través de los Young Men’s Christian Association o YMCA.

 “Es un hombre que le brinda cariño a todo ser humano que se acerca a él”, dijo Ronald García, Gerente Regional de Relaciones Públicas de Southern California Edison (SCE) y amigo personal de Randy Sopp. “Sus valores morales y de solidaridad hacia el prójimo los trae de herencia”.

  En efecto, de los más de 160 años de historia de YMCA, hombres de negocios, incluyendo a Maurice Sopp, a su nieto Randy y educadores contribuyeron a su crecimiento y desarrollo durante 75 años en forma consecutiva. El primer YMCA fue establecido en Huntington Park en 1928 en la preparatoria local, bajo la guía de George Hoyt.
Otros hombres generosos como Nick Alexander de Alexander BMW (localizado en la Avenida Alameda) y Randy Sopp, de la distribuidora de automóviles Sopp Chevrolet han sido dos de los más grandes benefactores de YMCA de Huntington Park.

Sopp ha sido presidente de YMCA desde 1990. En años recientes, Alexander y Sopp crearon el Centro Alexander para la Juventud, en la Avenida Seville. El centro proporciona actividades extracurriculares y cuidado de niños, entre otros servicios para los pequeños de la comunidad.

 Amy Frey, directora de membrecías y encargada de todos los departamentos de atención a los jóvenes de YMCA comentó que Randy Sopp “es un hombre muy bueno, que vale mucho”.
“Ha ayudado a varios de nosotros a mejorar nuestras vidas”, agregó. “Él ha dado oportunidad a personas que normalmente no  tienen una situación económica favorable para cursar estudios superiores, pero él sí ha sabido reconocer sus talentos y virtudes académicas”.

Durante muchos años, Randy Sopp fue promotor y patrocinador de torneos de golf, eventos de recaudación de dinero que destinaba a organizaciones sin fines de lucro; fue impulsor y gestor de becas para los estudiantes de ciudades como Bell, Bell Gardens, Huntington Park, South Gate y otras del sureste de Los Ángeles.

Ronald García recordó que conoció a Sopp en 1990, cuando Randy era presidente de diversas organizaciones que vislumbraron en él a un verdadero líder, que proporcionaba honestidad, integridad, responsabilidad y ayudaba a toda clase de personas.

A través de los programas que Randy financiaba con la recaudación de miles de dólares se instalaron clases de natación, música y otras actividades en los centros YMCA.

Tanto él como su abuelo Maurice han sido muy valiosos para las comunidades hispanas, porque a lo largo de los años pudieron mantener abiertos los centros de recreación y estudio para los estudiantes.
Sus ideales se hicieron realidad y proporcionaron a los padres de familia con carencias económicas un lugar accesible, sano, limpio y seguro para el cuidado de sus hijos, mientras ellos trabajaran.
 Randy Sopp anunció recientemente que dejará el cargo de Presidente Ejecutivo del Southeast Rio Vista YMCA.

“Sin el liderazgo de Randy Sopp, muchas de las organizaciones no lucrativas en el Sureste de Los Ángeles tendrán grandes retos para recaudar fondos”, dijo García.     “Su habilidad, contactos y liderazgo serán muy difíciles de llenar, pero sobre todo, de superar su capacidad de darse a los demás y dar tiempo, dinero y esfuerzo en beneficio de nuestras comunidades”.

Víctor Domínguez, director ejecutivo de Southeast Río Vista YMCA de Huntington Park y Weingart East Los Ángeles YMCA subrayó que Randy Sopp “es un gran ser humano; su ayuda a YMCA en muchos años ha sido muy valiosa, porque su respaldo ha tenido un tremendo impacto en la comunidad, especialmente entre los niños”.

Randy Sopp es de la idea que si las nuevas generaciones de jóvenes hispanos no están bien educadas, probablemente nunca podrán estar capacitados para acudir a la universidad, y, por consecuencia, no tener la oportunidad de sacar adelante a sus familias.

“Randy es parte de nuestra familia hispana y siempre lo será”, concluyó Ronald García.

 Comparte la misma opinión la estudiante Erika Hernández (16 años) de Aspire Pacific High School de Huntington Park.

“Randy [Sopp] es un hombre de verdad y de maravilla porque nos ha dado a nosotros mucho del tiempo de su familia”, dijo. “El decidió tomar todo el trabajo de su abuelo, y lo hizo como nadie mejor lo podría haber hecho….es triste mirar que se va, pero los méritos que logró en YMCA son solamente de él y nadie se los puede quitar. Yo siempre le estaré agradecida por su apoyo”.
 

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux