LOADING

Type to search

Rubén Luengas

Avatar
Share

Periodismo en defensa de los que no tienen voz

María Luisa Arredondo //  www.latinocalifornia.com

Cuando era corresponsal de Telemundo en México, Rubén Luengas rechazó  varias ofertas para trabajar en Los Ángeles, hasta que un director de noticias lo convenció con una propuesta que no pudo resistir: hacer un  programa de periodismo en defensa de los inmigrantes.

 “Ese concepto me movió el tapete, fue lo que finalmente me convenció de venir a Estados Unidos porque eso era lo que yo buscaba, darle voz a la gente sin voz, a los estigmatizados. Y creo que lo he cumplido”, dice con aplomo Luengas, quien llegó a Los Ángeles hace diez años para convertirse en el presentador de noticias de “En contexto”, un programa que desde sus inicios ha creado polémica por romper con los moldes del periodismo objetivo y balanceado que marcan los cánones tradicionales.

 “Tengo muchos detractores, incluso dentro de la empresa para la que trabajo, me critican porque dicen que no hago un periodismo ortodoxo y manejan falsos valores de objetividad y equilibrio. Quieren que haga un programa menos político y crítico, pero yo no voy a defraudar a la gente que ha creído en mí y quiere que se continúe con un periodismo de esta naturaleza”, asegura Luengas, quien nació en México y estudió comunicación en la UNAM.

Además de expresar sin rodeos su punto de vista, en su programa Luengas trata temas que otros noticieros no se atreven. “Una de las diferencias que tiene ‘En Contexto’ es la elección de las noticias. En las estaciones locales de habla hispana y de inglés le dan prioridad a lo local, pero resulta que vivimos en un mundo globalizado. Por ejemplo, después del tsunami en Japón, en California nos dio  miedo por la radiación y entonces el asunto se volvió local. Vivimos en un mundo muy pequeño y lo que yo quisiera es poner las noticias en contexto, es decir, no pasar la página de manera inmediata sin la reflexión debida. Es difícil cumplir con esto porque falta tiempo para poner  todo en contexto, pero por lo menos ha marcado una ruta”, manifiesta.

 Pese a los peligros y sinsabores que a veces deja el periodismo, Luengas afirma sentirse feliz de haber elegido esta profesión. “Me siento muy contento porque es una vocación, es algo interno que va acompañado de motivos existenciales, de para qué nos levantamos todos los días y tiene que ver con la educación de mis padres; ambos estaban muy atentos a denunciar injusticias y ayudar a las personas a superarse”.

 Luengas puntualiza que esos  valores familiares ha tratado de inculcarlos a sus dos hijos, de 15 y 10 años, ambos nacidos en México. Como inmigrantes, el periodista dice que una de las cosas que más les incomoda son los estereotipos negativos que se manejan en Estados Unidos. “Noto que les afecta que piensen que todos los mexicanos somos narcotraficantes o que todo en México está podrido”, precisa.

 Para evitar que sus hijos se sientan mal, Luengas les aconseja que no hagan caso de esos comentarios. “Yo les digo que traten de entender que esas ideas son producto de la desinformación y que simplemente sean embajadores no de su país sino de un humanismo universal. Como decía el poeta libanés Gibrán Jalil Gibrán ‘toda la raza humana es mi tribu’ y yo trato de inculcarles eso”, subraya.
 

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux