LOADING

Type to search

Sin más ayuda que su cerebro, un adolescente mueve las piezas de un videojuego

Avatar
Share

Un muchacho de catorce años se ha convertido en el primer jugador de un popular video juego que utiliza solo su pensamiento para

Un muchacho de catorce años se ha convertido
en el primer jugador de un popular video juego
que utiliza sólo su pensamiento para ejecutar los
movimientos sobre la pantalla de una computadora.

El adolescente, del área de St. Louis, ha logrado
esta proeza gracias a un singular experimento
conducido por un equipo de neurocirujanos, neurólogos
e ingenieros de la Universidad de Washington
en St. Louis.

El muchacho, que sufre de epilepsia, es el primer
adolescente que juega con un videojuego bidimensional
utilizando tan sólo las señales de su cerebro
para hacer los movimientos. El videojuego
es el Space Invaders (Invasores Espaciales), de
Atari, uno de los videojuegos más populares de
finales de los años 70.

Poner sujetos a mover objetos usando sólo sus
cerebros tiene implicaciones que algún día serán
la base para fabricar dispositivos biomédicos que
puedan controlar miembros artificiales, permitiendo
a los discapacitados mover brazos o piernas
protésicos con sólo desearlo, igual que harían
con sus miembros naturales.

El adolescente tenía unos electrodos para grabar
las señales cerebrales superficiales, una técnica
mediante interface cerebro-máquina que utiliza
datos de actividad electrocorticográfica (ECoG),
que son tomados invasivamente desde la super-
ficie del cerebro. Los ingenieros programaron el
juego de Atari para interactuar con el sistema.

Los profesores Eric C. Leutherdt, de cirugía neurológica,
y Daniel Moran, de ingeniería biomédica,
realizaron la investigación sobre el joven aprovechando
que tenía implantados los electrodos para
que neurólogos y neurocirujanos pudieran encontrar
el área en su cerebro que actuaba como foco
para los ataques de epilepsia, con la esperanza de
solucionar quirúrgicamente el problema y evitar
futuros ataques. Para lograr esto, pidieron al muchacho
que hiciera varias tareas motoras y del
lenguaje moviendo sus manos en diferentes direcciones
y hablando. El equipo pudo ver, en los datos
que recibían del cerebro, qué partes del mismo
y señales cerebrales se correlacionaban.

Después le pidieron al joven que jugara una partida
de Space Invadres moviendo tan sólo sus manos
y la lengua. El muchacho terminó todo el primer
nivel básicamente usando sólo control cerebral. Y
aprendió casi instantáneamente a usarlo.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux