LOADING

Type to search

Soñar no cuesta

Avatar
Share

Y tú, José Martín, ¿por quién vas a votar? Mmmmmh… Seguido me preguntan y de inmediato vuela mi mente hacia ese momento imaginario, no tanto de las pasadas elecciones primarias, sino a noviembre

Y tú, José Martín, ¿por quién vas a votar? Mmmmmh… Seguido me preguntan y de inmediato vuela mi mente hacia ese momento imaginario, no tanto de las pasadas elecciones primarias, sino a noviembre próximo. Me veo frente a una de las modernas casillas computarizadas donde tendría que elegir entre el candidato republicano y el o la aspirante demócrata. Se me antoja muchísimo tan sólo de pensarlo. Pero hay un “pequeño problema”. Como muchos de ustedes, aún no soy ciudadano de este país. Sueño con llegar a serlo y espero que algún día se pueda.

Pero de momento, tendré que conformarme con reportar y seguir este evento histórico desde mi trinchera periodística. Bueno, bueno, pero si pudieras… ¿por quién votarías? -insisten los curiosos-. ¡El voto es secreto!, respondo de inmediato. Aún así, debo ceder un poco a mis principios y a regañadientes término confesando que, de los que quedan, el problema sería escoger por el lado de los demócratas. Tanto Hillary Clinton como Barack Obama me parecen buenos candidatos, con defectos y virtudes que ya he comentado en este mismo espacio, pero en general buenos candidatos.

Mi decisión sería mucho más fácil en el bando republicano. Ahí si le digo, que Mitt Romney, ¡para nada! Ese señor no me inspira ni tantita confianza. Me parece que sería una versión corregida y aumentada del estilo Bush en temas como la guerra o la política hacia Latinoamérica, una región que prácticamente ha pasado inadvertida para Washington en los últimos años. Romney sería también el más radical en el tema migratorio. El pretende, entre otras cosas, instalar un sistema de verificación obligatoria que castigaría severamente a los empleadores que contraten indocumentados.

Eso sería un caos para la economía del país y el final del sueño americano para 12 millones de personas y sus familias. John Mc Cain es mucho más moderado en este sentido. Recordemos que este senador por Arizona fue uno de los principales promotores de la fallida Reforma Migratoria en el 2007. De hecho, por eso no lo quieren muchos de los propios republicanos -los más conservadores- quienes lo ven como una amenaza y hasta lo tachan de liberal (es decir, como un demócrata). Él ha dicho que su prioridad sería reforzar la vigilancia en la frontera -prácticamente sellarla-. Pero también, ha expresado su voluntad de establecer un sistema viable de trabajadores temporales que daría oportunidad a muchos miles de personas que sólo quieren venir a trabajar, ahorrar unos dólares y regresarse a su país. Mc Cain también está a favor de darle una oportunidad a quienes ya están aquí, de quedarse mediante el pago de multas, revisiones de sus antecedentes penales y algunos otros requisitos burocráticos. En fin. Todavía falta saber quien será el candidato de cada partido. Y luego, esperar cerca de nueve meses para el día de las elecciones.

Si usted es de los afortunados o afortunadas que va a poder votar, en noviembre próximo, por ningún motivo deje de hacerlo… ¡por el candidato que se le antoje!, pero por favor hágalo! Si por el contrario, usted está en la misma situación de quien escribe, no deje de prender veladoras y cruzar los dedos para que el nuevo inquilino(a) de la Casa Blanca, sea mucho mejor del que está a punto de irse.… Digan lo que Digan.

Envía tus comentarios a: jmsamano@aztecaamerica.com.No te pierdas a José Martín Sámano en el Noticiero Nacional Azteca América Emisión Vespertina y Nocturna a las 5:30 pm y 11:00 pm.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux