LOADING

Type to search

Son muchos los jóvenes que al entrar a la madurez, suelen enfrentar una crisis

Avatar
Share

Después de los 25 años, si aún no consigues empleo, no eres casado ni has tenido hijos, la sociedad considera que eres inmaduro y te resistes a la adultez.

Natalia Vitela // Agencia Reforma

 Después de los 25 años, si aún no consigues empleo, no eres casado ni has tenido hijos, la sociedad considera que eres inmaduro y te resistes a la adultez. 

“Cuando el modelo de los individuos no empata con el que dicta la sociedad se genera crisis”, señala Manuel González Navarro, psicólogo social de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa.

Por eso, si al rebasar esa edad no están casados, familiares y amigos preguntan: ¿cuándo te casas?, ¿cuándo vas a tener hijos?.

Si las personas consideran que tienen que responder a este modelo y no lo han logrado sufren desaliento y desánimo.

Pero, salirse del patrón no significa que sean inmaduros, simplemente prefieren vivir de manera diferente. Cada vez más jóvenes deciden retrasar el matrimonio y la procreación. El propósito es alargar el periodo de preparación o diversión, explica el psicólogo.

“Quienes eligen vivir un modelo particular deben enfrentar la presión social. Tienen que hacer conciencia de esto y después verbalizarlo. Deben hablar con familiares y amigos y hacerles entender lo que desean, aunque corren el riesgo de la incomprensión”, precisa.

Otro problema es cuando los jóvenes sí desean asumir el modelo, pero no existen las condiciones para que lo hagan. 

Por más que buscan no encuentran empleo y la falta de recursos les impide casarse y tener hijos. Eso también los conflictúa, señala el experto.

En algunos casos, quienes no desean seguir el modelo o no pueden hacerlo, requieren de apoyo psicológico. 

González Navarro indica que hay dos tipos de madurez: la física y la psicológica.

“La segunda es la más importante, pues es cuando las personas reconocen qué es lo que quieren y hay un equilibrio entre lo que desean y lo que pueden tener, según su realidad. Esta madurez no termina de constituirse nunca, pero su periodo de mayor inestabilidad, seguido de la estabilidad, se da justo de los 15 a los 25 años”.

Siguenos:
Previous Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux