LOADING

Type to search

Un hábito que puede llegar a matar tu amor por él.

Avatar
Share

Un hábito que puede llegar a matar tu amor por él Para muchos puede ser que no tenga la mayor importancia, pero para la mayoría de nosotras las mujeres, la pornografía que algunos hombres casados ven

Un hábito que puede llegar a matar tu amor por él Para muchos puede  ser que no tenga la mayor importancia, pero para la mayoría de nosotras las mujeres, la pornografía que algunos hombres casados ven, es tan grave que hasta puede llevarnos a la separación.

Los tiempos cambian, la gente cambia y los conceptos también cambian, Y hasta hace un par de años la infidelidad era de una persona con otra, pero como dije al principio, los tiempos cambian y hoy, las mujeres de las nuevas generaciones enfrentan un nuevo reto y problema. La pornografía cibernética. Quizás no te engañan con una chica real, pero no son pocos los hombres jóvenes que casados, se obsesionan tanto con la pornografía que no les importa cuanto dañe su relación de pareja.

Ya sea que lo hayas atrapado varias veces visitando sitios “sólo para adultos” o que disfrute viendo un film XXX de vez en cuando, pero cada vez son más los hombres que están acudiendo a la pornografía. Una razón: la internet. En el 2006 había 2,9 millones de sitios porno en la Red, un aumento de 2,800% respecto a 1998. “La internet ofrece lo que los expertos llaman las tres A: Accesibilidad, Asequibilidad y Anonimato”, dice David Marcus, psicólogo del Silicon Valley Psychotherapy Center. Es decir, que ahora puedes ver lo que se te antoje con sólo dar un clic; pero no sólo eso, sino que la pornografía cibernética se ha extendido tanto que se puede llevar hasta en un iPod o en un celular, es decir, está disponible en cualquier forma o formato. Y a eso súmale el hecho de que lo erótico ya no se considera tabú, y muchos hombres creen que es normal disfrutarlo libremente.

Pero si bien es cierto que un poco de pornografía puede ser saludable para la relación (si los excita a ambos y les da ideas nuevas), “acudir a ella compulsivamente destruye la confianza y la intimidad, y arruina el sexo”, señala la Dra. Jennifer Schneider, coautora de Cybersex Exposed. A continuación te brindo algunas sugerencias para que puedas revertir esa costumbre en tu pareja, si es que la tiene o la llega a tener.

COMO PUEDE DAÑAR TU RELACION 

Cuando el uso que hace tu hombre de la pornografía está fuera de control, el vínculo entre ambos se deteriora. Un afecto secundario serio: aparte de que pasa menos tiempo contigo -fuera y dentro de la cama- el exceso de imágenes XXX puede afectar su sistema de excitación. “De hecho, podría reestructurarles las sendas neurales del cerebro, de modo que las cosas que antes lo excitaban quizás ya no sean suficientes”, observa Marcus. También puede que ya no le interese tener sexo contigo porque ya se masturbó. Pero aún cuando quiera hacerlo, el modo en que lo hace podría parecerte menos íntimo y amoroso. “Como el coito porno es crudo y carente de ternura, puede influenciar en la forma en que él te trata en la cama”, explica la Dra. Schneider. “Quizás te anime a tener un sexo cada vez más rudo”. Traducción: el sadomasoquismo y los triángulos sexuales son normales dentro de la pornografía, y algunos hombres tratan de reproducir la experiencia en la vida real. La pornografía también puede alterar el modo en que él te percibe. “Quizás ya no te encuentre tan atractiva como antes, porque no eres como las chicas copa doble D que ve en la pantalla”.

QUE SE PUEDES HACER

Si sientes que tu hombre está cayendo en los excesos de XXX y que éstos están afectando tu relación, confróntalo con honestidad y en un momento neutral, por ejemplo, al retirar los platos de la mesa. Dile: “Creo que la pornografía que ves está afectando nuestra unión. ¿Hablamos?” Entonces, sé honesta sin criticarlo. Dile que extrañas el sexo con él, o su ternura en la cama. “El exceso de porno puede ser la manifestación de un problema más profundo, así que hazle saber que puede sincerarse contigo”. Si se altera o le resta importancia, explícale que para tí es crucial. “Negarse a cambiar implica que no entiende el daño que le causa, o pero aún, que ya es adicto. Si no se esfuerza, quizás sea hora de dejarlo y seguir tu camino. 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux