LOADING

Type to search

Un hombre atropella a su novia con un tractor y no una, sino dos veces

Avatar
Share

Esta si que es mala suerte fíjense que una joven de 17 años fue atropellada por el tractor en el cual viajaba con su novio, no sólo una vez sino dos veces… EN SERIO! Tal parece que el amor no sólo p

Esta si que es mala suerte fíjense que una joven de 17 años fue atropellada por el tractor en el cual viajaba con su novio, no sólo una vez sino dos veces… EN SERIO! Tal parece que el amor no sólo puede romper un corazón, sino también costillas, piernas o brazos, y para muestra esto que le sucedió a Hubert Hochstetter, una adolescente del poblado de Kainisch, Austria, quien en medio a un romántico viaje en tractor con su novio, Joseff Mittringer de 22 años, terminó debajo del vehículo.

Al ver a su amor caído, Mittringer entró en pánico y acudió a su rescate rápidamente, pero probablemente olvidó que estaba a bordo del vehículo y con sus tres toneladas pasó encima de Hubert por segunda vez. La adolescente fue llevada inmediatamente al hospital, donde determinaron que afortunadamente la brutal maniobra no tendrá consecuencias sobre su integridad física. Se desconoce el futuro de la pareja pues la víctima, adolorida por la rotura de sus vértebras, no ha tenido tiempo de ocuparse de las fracturas de su corazón.

Le cae un gato volador en la cabeza!  Y demanda a sus 200 vecinos porque ninguno dice quien fue .

 

Un gato cayó desde un edificio sobre la cabeza de una mujer china y tal fue el golpe, que la dejó inconsciente. Pero como ninguno de los 200 habitantes de la torre admite ser el dueño del felino-proyectil, la mujer decidió demandarlos a todos… EN SERIO! Tang Meirong, de 53 años, llevará a la Justicia a sus vecinos puesto que ninguno admitió la responsabilidad por lo sucedido, se desconoce si el gato huía de una sartén hirviendo o si abusó de sus míticas vidas, lo cierto es que la policía fue incapaz de determinar la procedencia del animal y por este motivo, el primer acto de la mujer, tras despertarse en el hospital, fue demandar a todos los habitantes del condominio, aunque deban “pagar justos por pecadores”.

Ningún vecino se atrevió a comentar el misterioso hecho, que levanta muchas inquietudes, incluso relativas a la popularidad de la cual gozaba la mujer antes de ser golpeada por el ahora famoso, gato volador. Y es que se dice, también, que un gato siempre cae parado, pero nunca se añade encima de quién. Ni mucho menos quién lo tiró.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux