LOADING

Type to search

Una nueva arma para la disciplina familiar.

Avatar
Share

En estos tiempos son muchos los padres de familia que frecuentemente deben recurrir a medidas drásticas para educar a sus hijos. Y si esas medidas

En estos tiempos son muchos los padres de familia
que frecuentemente deben recurrir a medidas
drásticas para educar a sus hijos. Y si esas medidas
contribuyen a la economía familiar, mucho
mejor aún.

He aquí un Consejito Práctico que nos da una abnegada
señora de Chicago, Illinois, y el cual llevó
a cabo para disciplinar a sus retoños.
Un día la protagonista de nuestra historia salió de
compras con sus cuatro hijos, luego de que éstos
pusieran una resistencia de epopeya ante la posibilidad
de aburrirse en el supermercado.

Dispuestos a no dejarse vencer por la severidad
materna, los niños armaron una conspiración de
cuyos resultados la madre se dio cuenta cuando le
llegó la hora de pagar. Después de todo, cuando
llegaron al dichoso supermercado, la madre les
negó todo placer infantil, desde donas hasta pasteles
de manzana, pasando por juguetes y revistas.

Resulta que entre libras de frutas, lonjas de jamón
y botellas de leche, había una colección de
tarjetas de Pokemón hábilmente camufladas por
los chicos entre los víveres. Al llegar a la caja y
ante la larga línea, a la señora no le quedó otro
remedio que comprarlas.

Venganza

Pero la represalia no se hizo esperar.
¿Los dejó sin propina por un mes? ¡No!. ¿Los privó
de sus programas de televisión favoritos? ¡No!.
¿Los mandó a dormir sin cenar? ¡No!
Simplemente tomó las tarjetas, abrió su computadora
y las sometió a una subasta en e-bay, acompañando
su oferta de un largo y divertido mensaje
sobre las visicitudes de tener tanto hijos a los que
hay que arrastrar al supermercado.

La campaña de venganza materna dio resultados.
Una de las tarjetas llegó al exorbitante precio de 142
dólares, cuando el producto original no llega ni a 5.
Este es un recurso nuevo, en el que el castigo corporal
o financiero a los hijos díscolos ha sido remplazado
por el método expeditivo de vender en internet el
objeto del crimen y mejorar las finanzas domésticas.

La ola de solidaridad con la madre de esos pequeños
truhanes ha sido abrumadora, un tsunami
de simpatía que está contribuyendo a las arcas domésticas
de esta madre de Illinois.

Una mujer que acaba de descubrir una nueva arma
para la disciplina familiar, ¿no les parece?

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux