LOADING

Type to search

VACACIONES DE ENSUEÑO FAMILIAR!!

Avatar
Share

¡Ahhh! la estación que más le gusta a los niños ya está aquí, el Verano. ¿Pero qué tiene de especial? Pues para los niños significa muchas cosas: playa, arena, mar, viaje, en pocas palabras

¡Ahhh! la estación que más le gusta a los niños ya está aquí, el Verano. ¿Pero qué tiene de especial? Pues para los niños significa muchas cosas: playa, arena, mar, viaje, en pocas palabras VACACIONES!! Así que, a preparar maletas se ha dicho!… Pero antes de enfilarse hacia su destino, sobre todo si lo va a hacer en automóvil, siga estos consejitos y le aseguramos que le serán de gran ayuda para tener esas “vacaciones de ensueño” que tanto anhela.

CONSEJITOS FAVORECEDORES

• No olvide la mascota. Lo que más desean los chicos cuando viajan es algo familiar, como un animal, aunque sea el de peluche… Así que no lo olvide y mucho menos se oponga a que lo lleven.
• Planifiquen. Hable con sus chicos sobre el viaje y su destino y hágalos participar en la planificación. La unión familiar hará más grato el viaje y tranquilizará a los pequeños. 
• Empaque un orinal portátil. Los baños desconocidos pueden ser intimidatorios para un infante que aprende a usar el orinal, y por  eso conviene llevar el propio.
• Háganlo juntos. Empaque con sus hijos y déjelos tener prioridad en el espacio del equipaje que se les asignará.
• Sepa a dónde va y por donde. Aproveche los servicios cartográficos de la internet como www.randmcnally.com para planificar su ruta y para evitar preguntas como: “Papi, ¿estás seguro de que sabes el camino?” o “¿Cuánto falta para llegar?”
• Protéjase del sol. Para proteger los ojitos de su hijo de los rayos del sol consiga cortinas para las ventanillas o cuelgue una toalla  de la parte superior de una ventanilla cerrada del hotel o del carro. Además cargue cremas antisolares por si acaso.
• Lleve bolsas plásticas. Son muy útiles en caso de que los chicos se sientan mal en el carro. Las mejores son las medianas, como  para un galón porque pueden también servir para otros propósitos. Y siempre lleve una muda de ropa extra para el chico en caso de que se ensucie y deba cambiarlo, y otra para ustedes.
• No trate de ganar tiempo. El cansancio y el aburrimiento a veces provocan el deseo de apurar la marcha y ganar tiempo para llegar antes al destino deseado. No lo haga. Es frustrante y puede ser muy peligroso para los chicos.
• Cuando no conviene leer. Si hay peligro de que su hijo se maree en el auto, procure que no lea. En cambio juegue con él juegos que requieran mirar por la ventanilla.
• Haga que el viaje sea tranquilo. Mantenga la tranquilidad en los viajes largos llevando un videograbador portátil. También puede probar con libros en audio.
• Sepa preguntar. En el peor de los casos de que tenga dudas o sienta que se ha perdido, no tenga pena preguntar y en cuanto pueda,  cerciórese que el camino (o carretera) por el que va, es el correcto.
• No se eternice en la ruta. Haga más divertido el viaje en el auto dejando que sus hijos escojan cuándo y dónde harán sus paradas. Recuerde: Es recomendable hacer una parada por cada dos horas de manejo.
• No se olvide de las vacunas. Mucho antes de viajar al exterior, consulte con su pediatra si sus chicos necesitan alguna vacuna, especialmente si viajan a un lugar con riesgo elevado de enfermedades. Si se topa con algún problema médico en el viaje, una fuente valiosa es la Asociación Internacional de Asistencia Médica a los Viajeros (International Association for Medical Assistance to Travelers), que publica una lista de médicos que hablan varios idiomas para que atiendan a sus miembros. Llame al teléfono 716-754-4883 o visite www.iamat.org. • Adapte su hora de dormir. Los pequeños pueden necesitar varios días para adaptarse a un uso de horario al que no están acostumbrados. Recuerde que la diferencia horaria de tres horas entre ambas costas del país o la de 6 horas entre Europa y Estados Unidos. Por eso no se sorprenda demasiado si un día ve que sus chicos están con muchas energías a las 4 de la mañana o absolutamente agotados a las dos de la tarde.
• Atesore los recuerdos. No descarte ni desmerezca las experiencias vividas durante las vacaciones por considerar que sus hijos son demasiado pequeños para recordar. Lo que ellos puedan estar absorbiendo mientras los pasea, sea visitando el Museo, cabalgando, paseando o andando en bicicleta, es difícil precisar con certeza, aún para los padres. Pero es muy posible que los chicos estén registrando o viviendo cosas inolvidables que seguramente desempeñarán un papel importante durante el resto de sus vidas. Si siguió todos estos prácticos consejitos al pie de la letra, entonces no le queda más que tomar sus boletos de avión o subirse al auto y tomar camino hacia sus Vacaciones de Ensueño!! Y recuerde no se olvide abrocharse bien los cinturones… ¡Qué tenga un feliz viaje!

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux