LOADING

Type to search

“Vientre en Alquiler”

Avatar
Share

El problema de Infertilidad, hoy tiene otras alternativas

Hola amiga, una semana más compartiendo contigo algunas de las cartas y correos electrónicos que me han llegado, gracias por tu confianza y palabras tan bonitas; en esta oportunidad quiero que conversemos de un tema algo controversial. Que es el de alquilar un vientre para cumplir el sueño de ser madre.

  Este es un tema que me toca muy de cerca, ya que alguien que quiero mucho no puede tener hijos, y ha realizado varios tratamientos para lograrlo, sin ningún buen resultado.

  Intentó adoptar y tampoco le fue posible por no tener una buena situación económica, y no ser residente legal de este país. ¿Qué loco verdad? Hay muchos niños con falta de hogar y quien realmente está dispuesta a darle amor  a algún pequeño, no se le permite.

   Ahora sí, ve por tu café, para que nos tomemos un pequeño descanso de las tareas cotidianas que nos esperan en casa y en el trabajo y tengamos nuestra charla entre amigas.

 Comencemos… 
  Como te contaba, mi amiga ha intentado de muchas formas ser madre, hasta que llegó a sus oídos el método conocido como… “vientre en alquiler”,  y nos dimos a la tarea de investigar qué es lo que significa y de qué manera funciona todo esto.

  Lo primero que aprendimos fue que vientre en alquiler también se llama maternidad subrogada y que de ésta existen dos tipos, una la tradicional que es cuando la madre gestacional aporta también su óvulo, pero el espermatozoide proviene del padre que solicita la subrogación o de un donante. El bebé es concebido por medio de inseminación artificial o fecundación in vitro.

   Por otro lado está la gestacional que es cuando tanto óvulo como espermatozoide son aportados por la pareja que solicita el vientre en alquiler. En estos casos, la mujer embarazada no tiene ninguna relación genética con el bebé, y se le conoce como madre portadora o madre gestacional. Este embarazo se alcanza mediante fecundación in vitro.

  La maternidad subrogada también puede subdividirse según las finanzas y lo sentimental, ya que existen varias formas de encontrar a la candidata, se puede recurrir a un familiar o alguien muy cercano, que lo haga por amor y por ayudar a la mujer (o pareja) a cumplir ese deseo tan importante de ser madre, o bien, se puede buscar a una mujer que esté dispuesta a rentar su vientre, por una cierta cantidad.

  En los Estados Unidos este tipo de procedimientos son carísimos, por eso es que algunas parejas buscan estas madres sustitutas en otros países donde el precio es menor, como lo es en Rusia, Ucrania e India que son de los destinos más populares para el turismo reproductivo.

  Aunque antes de considerar esta opción, debes de consultar a un abogado especialista en temas migratorios, a la hora de regresar al país.

   Ahora bien, si estás en la misma situación de mi amiga, te recomiendo que tomes tus precauciones a la hora de buscar una candidata, y a la hora de elegir tienes que tomar en cuenta lo siguiente:

-En lo posible, que sea menor de 35 años

-Que haya sido madre, por lo menos vez

-Que sea sana, y sin vicios

-Que haya tenido buenos embarazos y partos vaginales

-Estar dispuesta a someterse a distintos estudios médicos que demuestren que está en óptimas condiciones para gestar a un bebé

-Y por último que esté de acuerdo con todas y cada una de las cláusulas estipuladas en el contrato, que luego firmarán ante un notario.
  Hasta la próxima, escríbeme tus comentarios e historias para continuar nuestras charlas!

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux