LOADING

Type to search

Abren en México una cafetería para perros donde ellos pueden beber, comer y hasta socializar.

Avatar
Share

Para todos aquellos amantes de los perros, que les gusta consentirlos y mimarlos llevándolos a la peluquería, a tomar clases de yoga y vestirlos con ropita coqueta, ahora también podrán invitar a sus

Para todos aquellos amantes de los perros, que les gusta consentirlos y mimarlos llevándolos a la peluquería, a tomar clases de yoga y vestirlos con ropita coqueta, ahora también podrán invitar a sus animales a una cafetería especialmente creada para canes.

Se trata de un lugar donde los perros pueden comer, beber y hasta “socializar”. Bow Wow Deli está en la Ciudad de México, y es la primera cafetería de su tipo en este país y quizá en el mundo, con excepción de Japón. “Yo estuve buscando un café así aquí en México, porque tengo dos hijos, que son mis dos perritos, y quería un lugar donde pudiera ir con ellos y disfrutar juntos. Pero no había ningún lugar así. Yo estaba segura que había mucha gente como yo, queriendo disfrutar con sus perros, así que me decidí a abrir este negocio”. Comenta Miki Nakai, dueña de esta cafetería.

El lugar parece más un restaurante de comida japonesa que una cafetería canina. Los clientes, perros de todas las razas y tamaños, se sientan al lado de sus amos para esperar que los atiendan. De una mesa a otra, tanto perros como sus dueños, se cruzan miraditas discretas, que muy pronto dan paso a animadas conversaciones sobre sus animales.

A la carta Nakai, japonesa de origen, vive en México desde hace seis años. Está casada con un chef mexicano, de quien aprendió el gusto por la cocina, pero en este caso, la cocina para perros. Antes de abrir esta cafetería, preparaba comidas saludables para los perros de sus amigos, porque se lo pedían. Un día hice un pastel para el cumpleaños del perro de una amiga y poco a poco otras personas me pidieron si podía cocinar para sus perritos. Y así fue como comencé en esto”.

La idea, como lo explicó Nakai, es proporcionar a los perros y sus dueños un lugar donde pasar un rato juntos, sin las restricciones que hay en restaurantes y cafeterías, donde la entrada con animales está prohibida. En esta cafetería, los perros de todas las razas y todos los tamaños, comen verdaderas exquisiteces: sándwich de pollo y pasta con vegetales, molleja de avestruz, carpaccio de res con vegetales y risotto de res y pollo. El lugar no es barato. El carpaccio de res con vegetales y pasta, por ejemplo, cuesta el equivalente a US$3 la porción pequeña, y unos US$5 el plato grande. Además de comida, también se venden accesorios para los perros.

Está claro que éste es un lugar para quien tiene dinero suficiente como para darle a su mascota estos lujos. Asiduos del lugar están conscientes de las críticas que algunos pueden hacer sobre esta forma de relacionarse con sus perros. Ya que desafortunadamente no todos los perros en esta ciudad reciben el mismo trato. La capital mexicana tiene tasas muy elevadas de perros abandonados en las calles, que terminan en albergues y centros de adopción, de donde luego les cuesta salir hacia un hogar donde los quieran y los mimen así.

Estos son los Casos y Cosas que hoy en día podemos ver y que, este tipo de vida de perros a muchos les gustaría llevar… ¿no cree usted?

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux