LOADING

Type to search

Alimentos que debes evitar… en tu Primera Cita!

Avatar
Share

¿A quién no le ha pasado que está en plena cita amorosa, sonriendo feliz de la vida… y de repente se percata de que tiene “un horrible pedacito de espinaca en sus dientes” y justo allí, donde más se

Querer quedar bien ante los demás es algo natural, sobre todo cuando estamos frente a alguien que nos interesa,pero por desgracia, justo en esa ocasión sucede ‘el detallito’ que nos avergüenza. Por eso, trata de prevenirlos.

 ¿A quién no le ha pasado que está en plena cita amorosa, sonriendo feliz de la vida… y de repente se percata de que tiene “un horrible pedacito de espinaca en sus dientes” y justo allí, donde más se ve? ¿O qué tal cuando estás tratando de mostrar -y hasta de presumir- tus buenos modales en la mesa, y en un ‘pequeñísimo descuido” pam!, te manchas la blusa o la camisa?…  Y ni que hablar de cuando quieres mostrar a alguien que lo desconoce lo que son los antojitos mexicanos y como se comen, pero en cuento te sirven las tostadas a la primera mordida, zuam!, se te desbaratan en las manos… ¡oh, qué vergüenza!

Bueno, pues para evitar esos ‘desagradables’ momentos, aquí te tenemos una lista de alimentos prohibidos para la primera cita, y cómo lidiar con ellos en caso de que no los puedas evitar…

Ajo: Sí, es muy bueno para la salud, espanta a los vampiros, y lo que tú quieras, pero si lo que quieres es impresionar a esa persona especial con tu conversación, evita a toda costa algo que te va a dejar tan mal aliento. En el peor de los casos, carga siempre con pastillitas de menta para compensar el fuerte olor.

Espinacas: Esto va sobre todo para las mujeres, que muchas veces queremos presumir de ser muy sanas y ahí vamos a ordenar una ensalada. Créeme, el espinacazo es inevitable, y por desgracia muy seguido queda justo enfrente, donde más se ve! Sugerencia, trata de evitarlas, pero si no lo puedes hacer, entonces carga siempre un espejito. Cuando termines de comer, como no queriendo la cosa sacas el espejito y te revisas los dientes, si encuentras ahí un rezago de tu platillo, ¡De ninguna manera te lo quites con las uñas!!! Trata primero de tomar un poco de agua a ver si te lo quita, y si no, discúlpate un segundo para ir al tocador y arregla el problemita en privado.

Sopa de frijoles: No hace falta mucha explicación. Aquí se aplica la misma situación que con las espinacas, pero además hay que añadir que este rico platillo puede provocar reacciones digestivas poco honorables para una cita amorosa y peor aún si es la primera. Así que: ¡Definitivamente, no la ordenes! y esto va para ambos géneros.

Pasta con salsa de tomate: Spaghetti, lingüini, fetuccini? no es que estén prohibidos, pero hay que comerlos con sumo cuidado. Las consecuencias de no hacerlo incluyen: manchas de tomate en la blusa o camisa, pasta embarrada en parte de la cara, o incomodar a tu cita con los ruidos que hagas al absorber toda la pasta que quedó colgando cuando intentaste llevarte el tenedor a la boca. Para comer este platillo con gracia, sólo enreda pequeñas porciones de pasta en el tenedor y si lo necesitas, usa una cuchara para ayudarte a mantener la pasta en su lugar. No la cortes en pequeños pedazos con tu cuchillo, eso no se ve nada bien.

Si te inclinas por los antojitos mexicanos como flautas, tostadas o taquitos: Todos sabemos que estos platillos, para disfrutarlos “a gusto”, se comen con las manos. En una primera cita quizás no tengas la confianza para saborearlos como se debe, así que mejor pide unos tamalitos, una sopa de tortilla, u otro platillo que se pueda comer sin dejar rezagos en las manos.

Fresas o cerezas: Nadie dice que no sean sensuales. Una boca color carmín rodeando una rotunda y brillante fresa puede despertar las fantasías de los más apáticos. ¡Pero ojo!… Puede ser un arma de doble filo, no sólo porque el color puede teñir tus dientes y lengua, sino que pueden quedar restos de fruta entre tus dientes.

Vino tinto: Es rico, es romántico… ¡Es bueno para la digestión! No te digo que lo evites, pero sí ten cuidado. Hay algunos vinos a los que se les agrega colorante, y bueno, las consecuencias pueden ir desde quedar con los labios pintados de rojo, hasta manchar tus dientes del mismo tono. La solución es simple, carga tu espejito… y si eres hombre, revisa tu blanca sonrisa, con mucha discreción, en el reflejo de tus cubiertos. Otra buena solución es conocer el vino que vas a ordenar, para que sepas que es de buena calidad.

¿Entonces qué nos queda: Sólo pan y agua? No, la regla de oro para elegir alimentos del menú en una primera cita es buscar lo más fácil de comer y lo que ensucie menos. Algo que se pueda partir fácilmente con cuchillo y tenedor, algo que no te deje un fuerte aliento y algo que no esté tan bañado en salsa que el salpicón sea inevitable. Tranquilízate, todos estos alimentos los podrás comer después, cuando haya más confianza. Ahora sí: ¡Buen Provecho y disfruta esa tu Primera y Muy Importante Cita!

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux