LOADING

Type to search

¡BROMITA PESADITA!

Avatar
Share

Antonio Ríos vivió una experiencia que nunca olvidará…. ¡y quien tampoco la olvidará es su progenitora, señora Emigdia Martínez! Todo comenzó cuando Antonio salió de la cantina bien borracho,

Antonio Ríos vivió una experiencia que nunca olvidará…. ¡y quien tampoco la olvidará es su progenitora, señora Emigdia Martínez! Todo comenzó cuando Antonio salió de la cantina bien borracho, trastabilleante trató de llegar hasta su casa, pero el sopor de la borrachera lo hizo caer al suelo cuan largo es. Varios de sus “amigos” lo vieron tirado durmiendo y decidieron jugarle una “inocente” bromita. Lo subieron a la banqueta y lo acostaron boca arriba, con las piernas derechas y juntas, y los brazos a los costados. Ya que lo dejaron en posición de “firmes”, le pusieron cuatro veladoras de vasito encendidas y flores. Todo parecía que lo estaban velando en la calle. La gente que pasaba, se santiaguaba ante el “muertito”. Pero Antonio seguía bien dormido. Pasadas las horas despertó y vio asustado todos los objetos de culto y adoración de difuntos que lo rodeaban.

Algunas personas le habían puesto una rosa en las manos, una estampita de un santo e incluso había monedas a su lado. Antonio estaba angustiado, mas se dio cuenta de las cosas cuando vio a sus “amigos” riéndose a más no poder desde la esquina. La bromita adquirió tintes dramáticos cuando unos vecinos avisaron a Antonio que su madre, doña Emigdia, estaba hospitalizada con una grave crisis nerviosa. Entérese y Sorpréndase! que la broma del muertito llegó a oídos de su madre corriendo ésta a cerciorarse. Cuando vio desde lejos el cuerpo tirado, con las velas, etc., la señora perdió ahí mismo el conocimiento y una ambulancia la llevó a la institución hospitalaria.

¡Gran venta de convento!

Francisco y Carlota, matrimonio que era dueño de una mueblería venida a menos, decidieron hacer el más insólito despliegue de publicidad para subir sus ventas ¡y tuvieron grandes resultados! Entérese y Sorpréndase! que tanto ellos como todos los empleados de la mueblería decoraron el local como si fuera un monasterio y se vistieron de monjes y monjas. ¿El motivo? ¡Realizaron la “Super venta del monasterio de los Precios Regalados”!, y fue todo un éxito. Francisco comentó: “A la gente le gusta que le den sorpresas, que le vendan las cosas de manera original. Todo mundo busca salir de lo monótono y trillado y es por ello que pocos son los que van a comprar muebles o artículos electrodomésticos en cualquier mueblería como abundan en todas partes, con trato impersonal, ambiente frío y las esperas inevitables para que los atiendan.

Y es que, aunque parezca increíble en estos tiempos ya casi a nadie le interesa comprar muebles en cualquier mueblería ordinaria, en cambio todos buscan algo diferente, tanto en artículos como en lugar, por eso a muchos les gusta e interesa- y lo hemos comprobadocomprar muebles en el «Monasterio de los Precios Regalados», donde los precios son más rebajados y menos pesados que cualquier penitencia”

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux