LOADING

Type to search

CADA QUIEN PARA SU SANTO… (QUÉ SANTO TAN EGOÍSTA)

Share

Cada quien para su santo es un dicho que significa que, dadas las circunstancias del momento, cada cual debe de preocuparse de sí mismo sin fijarse mucho en los demás. Algo así, como: ¡Sálvese el que pueda… como pueda!

En este mundo parece que todo el tiempo estamos en crisis, porque por regla general cada quien vive para su santo, sin preocuparse mucho por los demás, a veces con tan mal tanteo que creyendo que estamos trabajando para nuestro provecho, estamos en realidad trabajando para la ruina de todos.

Desde que permitimos que el dinero manejara el mundo en lugar de dejar que los sabios lo manejaran, que la verdad rigiera el mundo, que la verdadera sabiduría escogiera el camino y la humanidad y escogiera la mejor forma de recorrer ese camino. Pero desgraciadamadremente ni la sabiduría rige al mundo ni el camino que llevamos nos conduce a un mejor futuro para la humanidad. Tú me dirás que soy pesimista, yo te diré que estás atarantado. Me dirás que los gobiernos del mundo se acaban de juntar en Glasgow para acordar la forma en que reducirán las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) en el planeta para controlar el calentamiento global. Pero oiga usted ¿que no ha habido ya varias juntas como esta? Creo que van 26 internacionales  con ésta. Algunas con acuerdos muy cuerdos ¡pero que no se respetan! Porque seguimos en el mismo juego de cada quien para su santo.

Nomás como ejemplo de la hipocresía de estas reuniones, y antes que se me olvide, a esta reunión contra la contaminación, los políticos y sus comitivas de influyentes mundiales volaron a Glasgow en aviones privados, emitiendo más CO2 en esos viajes que lo que emitirán cientos de ciudadanos en un año. No digo que se fueran a pie o a caballo, pero sí deberían de poner la muestra, si son sinceros, usando vuelos regulares; pero no, cómo se van a rebajar a juntarse con la chusma, con la gente de a pié. ¿Y esa es la gente que quiere mejorar el mundo? Si no sabían que sus aviones contaminan el aire de todos, muy mal; si sabían y les ‘valió’, peor.  A leguas se ve que muchos delegados a esa reunión no iban buscando el bien de la humanidad, sino que iban (¿pagados?) a defender los intereses de su país, de su corporación… cada quien para su santo, pero no para bien de la humanidad. Por eso yo no fui ni fueron otros…

La representación más grande fue de poco más de 500 delegados ¿de quién crees? No de un país, eran de la industria petrolera… Ya sabrás a qué iban. El país que mandó más delegados fue Brasil, pero no llegaban a 500. (Según una nota de BBC)

Como te iba diciendo poco podemos esperar de unos guías de la humanidad que no obran con apego a la verdad, sino que obran gobernados por intereses económicos, ambición, hambre de poder, por esa loca sensación de que puedes, o eres parte de los que manejan el mundo a su antojo… aunque mentes así de destartaladas, más que gobernar, sólo pueden llevar al mundo a un despeñadero… y lo están llevando poco a poco… o mucho a mucho. Y lo peor es que la humanidad va marchando, con las orejas gachas, a donde la lleven, sin oponerse. Vivimos como nos dicen, creemos lo que nos dicen, compramos lo que nos dicen, aunque no lo necesitemos. Compramos comida que nos alcanzamos a comer y la tenemos que tirar, compramos ropa como si fuéramos a vivir mil años ¡en la misma talla!, No sólo las mujeres, también hay hombres que compran zapatos como si fueran ciempiés… y muchos desperdicios más, que para producirlos se gasta mucha energía, se gastan muchos recursos naturales y se causa, contaminación en el ambiente, haciendo cada vez menos habitable el planeta-casa-de-todos.    

Tenemos que arreglar el mundo sin consumismo. ¿Qué les estamos enseñando a nuestros hijos? ¡A comprar! ¡A consumir! A estar al día en lo que ofrecen los comerciales. No se necesita tanto para ser feliz, no necesitas andar siempre a la moda en carros, celulares, ropa y demás… Pero nos dicen que hay que comprar para ser feliz… No, señores, consumamos menos, gastemos menos recursos, vivamos más. El planeta no se compone con juntas, discursos y promesas. No lo compondrán ‘los de arriba’ lo tenemos que componer los de a pie. Como dijo aquél que dijo: no somos machos, pero somos munchos, y mucho podemos lograr juntos el día que dejemos de trabajar cada quien para su santo y de esperar que los políticos y los ricos compongan “Nuestro mundo”  Manos a la obra!!!! ¿qué esperas? Por  lo menos planta un árbol… o dos.    

Salud y saludos

Siguenos:

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux