LOADING

Type to search

“Día de Acción de Gracias”

Avatar
Share

Más que pasar un largo fin de semana relajado y alejado de nuestro ámbito cotidiano y de comer casi a explotar, es una buena oportunidad para agradecer, compartir y reconciliarse!

Más que pasar un largo fin de semana relajado y alejado de nuestro ámbito cotidiano y de comer casi a explotar, es una buena oportunidad para agradecer, compartir y reconciliarse!

Cierto es que, el Thanksgiving ó Día de Acción de Gracias, como lo conocemos nosotros, es una festividad netamente estadounidense y que nació hace más de cuatro siglos y que también es hasta hoy una de las más populares y más esperadas del año en este país, ya que aparte de celebrar en familia con un banquete abundante, se puede disfrutar unos días de asueto, en el trabajo o la escuela, de viajar, visitar familiares, de ir de compras, etc., sin embargo no debemos perder de vista el verdadero significado de esta celebración.

Más allá de tratarse de una gran comilona y de hacer lo antes señalado, el Día de Acción de Gracias es una oportunidad para reflexionar sobre asuntos espirituales. Es un momento para estar en familia, dar Gracias al Creador, por todo lo bueno que poseemos, ayudar a los más necesitados y reconciliarse con aquellas personas con las cuales hemos estado enojados, ya que todas estas acciones nos proporcionan mucha paz interior y una visión más positiva de la vida.

Históricamente esta fecha simboliza compartir, y es bastante común que aquellos que tienen a sus seres queridos lejos sientan en esta época un vacío espiritual que los conduce a la depresión. Por eso, es recomendable pasar ese día acompañado de vecinos o compañeros de trabajo, organizar una fiestita, realizar actividades caritativas en el vecindario, en instituciones para ancianos o huérfanos o servir alimentos a los indigentes que pernoctan en las calles y esta es una forma de llenar ese vacío interior, y apreciamos más todo lo que tenemos.

Comer hasta la saciedad…

Durante esta festividad (y de aquí en adelante hasta el fin de año) muchas personas comen compulsivamente como una forma de canalizar ansiedad, frustraciones o depresiones. Lo mismo ocurre con aquellos que toman alcohol o consumen drogas, por lo que es más saludable celebrar con actividades placenteras que nos enriquezcan espiritualmente. Según estudios, durante celebraciones como el Día de Acción de Gracias las personas suelen aumentar de peso en un promedio de cinco libras, que después cuesta mucho perder.

Por eso se debe procurar no comer en exceso porque varios de los platillos típicos que se saborean en Thanksgiving contienen una gran cantidad de grasa y calorías, ambas responsables del sobrepeso y de otros problemas en la salud. Por esta razón se recomienda incluir en el menú alimentos bajos en grasa y no comer hasta sentir la sensación de ‘explotar’. Los expertos recomiendan que se elija un pavo con la menor cantidad posible de grasa (para verificarlo, lea la etiqueta). Además, incluya en el menú ensaladas de frutas de estación y vegetales, y en vez de usar aderezos grasosos use limón y sal, o quizá nueces y almendras bien ralladas y aceite de oliva.  Evite también beber alcohol en exceso, es mejor reemplazarlo con jugos de frutas que son más sanos y quitan la sed y la necesidad de comer.

UN POCO DE HISTORIA

La primera celebración del Thanksgiving tuvo lugar en 1621 en lo que actualmente constituye el estado de Massachusetts. Allí se produjo el encuentro entre inmigrantes ingleses que posteriormente fundaron la colonia Plymouth e indígenas nativoamericanos de la tribu Wamanoag, que les enseñaron a aquellos a cultivar y sobrevivir ante las inclemencias del clima…. En agradecimiento, los peregrinos organizaron una comida que poco a poco se convirtió en una tradición y que se fue extendiendo a través de lugares vecinos. Durante la Revolución Americana (1775-1783), el Congreso Continental proclamó un día nacional de Thanksgiving, en tanto que en 1789, el presidente George Washington declaró otro Día de Acción de Gracias en honor a la ratificación de la Constitución de Estados Unidos.

Veintiocho años después, el estado de Nueva York adoptó este día como festividad anual y rápidamente otros estados lo imitaron. Años después, en 1863, el presidente Abraham Lincoln proclamó el último jueves de noviembre como el Día de Acción de Gracias, con el fin de levantar la moral de los soldados que peleaban en la Guerra Civil. Después de este conflicto bélico, el Congreso estableció ese día como un feriado nacional y con el tiempo se le consideró como una oportunidad para introducir los valores estadounidenses en millones de inmigrantes que ingresaban en el país. Desde aquel entonces, el Thanksgiving o Día de Acción de Gracias es un feriado nacional en el que prevalece un ambiente de concordia y celebración familiar… Feliz Día de Acción de Gracias!!!

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux