LOADING

Type to search

Desde el mas allá, le encontró marido a su mamá!

Avatar
Share

En agosto de este año, en Columbus Ohio, Estados Unidos, se llevó a cabo una fiesta muy singular, a la que, aparte de la familia, asistieron algunos escritores de relatos increíbles que querían conoce

En agosto de este año, en Columbus Ohio, Estados Unidos, se llevó a cabo una fiesta muy singular, a la que, aparte de la familia, asistieron algunos escritores de relatos increíbles que querían conocer la historia de primera mano. Lo particular de esta ceremonia, es que se celebraron los cinco años de matrimonio entre Jane Floris y Robert Bowns, un matrimonio inducido desde el cielo. ¿Pero porqué decimos eso?… Pues porque ellos se casaron gracias a que una pequeña ya fallecida “Desde el más allá, se puede decir que los presentó y, le encontró marido a su mamá!”

Esta historia de amor se remonta a algunos años, en que la afligida Jane Floris descubrió de primera mano que de una devastadora tragedia puede brotar la más intensa felicidad, ya que en esas circunstancias fue que conoció al que posteriormente se convertiría en el amor de su vida mientras visitaba la tumba de su hija muerta. Jane, de 38 años y mesera de un lujoso restaurant, perdió a su marido Jim por el cáncer en 1993. Y poco más de cuatro años, en mayo de 1998 un auto mató a su pequeña Carol, de apenas ocho años. “En aquel entonces estaba tan desecha que sólo quería dormir y morir así”, dice Jane. Sin embargo, Jane encontró fuerzas al visitar la tumba de Carol, recordando el fuerte vínculo que las dos habían compartido desde que su marido falleció.

“Literalmente Carol me hizo superar la muerte de Jim”, declara Jane. “Nunca podría haberlo soportado sola”. “A los dos años de que Jim murió y Carol tenía cinco años, comenzó a preguntarme cuándo iba a darle un papito nuevo. Ella percibía lo sola que me sentía, y siempre me señalaba a los hombres guapos que veíamos en la calle” recuerda Jane. También comenta como una vez la pequeña le dijo que su maestro quería verla para hablar sobre las tareas que le dejaba. “Cuando llegué a la escuela para hablar con él, descubrí que el profesor era un hombre divorciado y de casi mi edad, y no sabía nada de lo que me había dicho Carol. Era la manera en que mi hija trataba que hiciéramos amistad”, dice la señora. Pero todos los esfuerzos de Carol por hallarle un marido a su mamá y un nuevo papá para ella resultaron inútiles. “Recuerdo lo último que me dijo, justo antes de irse a la escuela ese día terrible”, explica la mesera. “Me vio justo a los ojos y dijo:

“Mami, no te preocupes. Yo encontraré un hombre para ti y un papi nuevo para mi y serás muy feliz”. “Lo siguiente que ocurrió fue que la policía tocó a la puerta para decirme que mi hija había sido atropellada y que falleció camino al hospital.  El conductor se había dado a la fuga”.

Pero las últimas palabras que Carol le dijo a su madre demostraron ser proféticas ocho meses más tarde. “Usualmente voy cada fin de semana al panteón a visitar la tumba de mi hija. Y casi siempre los domingos. Pero en aquella ocasión, yo estaba en medio de mi turno en el trabajo cuando sentí una fuerte urgencia de ir al cementerio. Era como si Carol me estuviera llamando. Así que me quité el uniforme, le dije que mi jefe que tenía una urgencia y salí corriendo” recuerda Jane. “Cuando llegué al cementerio, vi a un hombre que no había visto antes. Estaba visitando la tumba de su esposa, que era justo la que estaba del lado derecho de la de Carol.

"Comenzamos a platicar y terminamos yendo a tomar un café. Continuamos viéndonos y en poco tiempo estábamos enamorados. “Fue un milagro. Por su trabajo, Robert sólo podía ir a visitar el panteón entre semana y en las horas en las que yo trabajo. Nunca nos habríamos encontrado de no haber sido que escuché el extraño llamado de Carol aquel día”. Un años más tarde, Robert, de 43 años, le propuso matrimonio a Jane y ella contestó muy feliz que sí. “Robert es el hombre más maravilloso que he conocido”, asegura.

“Siempre extrañaré a Carol pero me consuela saber que, justo como prometió, trajo un nuevo amor a mi vida. Y sé que el día que dijimos “Sí, acepto”, ella estaba sonriendo y tal vez diría. “Te dije que te encontraría un nuevo marido, mami. Te lo dije”. Y no hay duda en la mente de la viuda de que el espíritu angelical de su hija la llevó a reunirse con el hombre con quien hace cinco años contrajo matrimonio. Durante su corta vida, la pequeña Calor Floris siempre le aseguró a su mamá que le “encontraría un nuevo amor”. Y casi un año después de su trágica muerte, la nena desde el cielo cumplió su promesa.

….. Y Créalo o No, Así Fue!!!!

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux