LOADING

Type to search

El proyecto digital que acabó (un poco) con la corrupción en México

Avatar
Share

Proyecto sin fin

Enrique Pérez Quintana


Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) afectan a la mayoría de los ámbitos de la sociedad y su uso adecuado constituye una oportunidad para que países como México se incorporen más rápidamente al desarrollo. Este es el contexto en el que surgió la llamada Sociedad de la Información y el Conocimiento, caracterizada por influir en la vida y las relaciones entre individuos, gobierno, empresas y organizaciones por el uso estratégico que hacen de las TIC…

La Sociedad de la Información y el Conocimiento puede ser analizada desde diferentes enfoques, uno de ellos es el llamado Cibergobierno, que se refiere a la intensidad en la generación, uso y manejo de información de las organizaciones públicas en donde las TIC son parte de una nueva forma de organizar la gestión pública, impactando sobre la operación interna y la prestación de servicios con nuevas tendencias dirigidas a incrementar la eficiencia, transparencia, accesibilidad y capacidad de respuesta a las demandas de los ciudadanos.

Con esta estrategia se busca que la participación de la ciudadanía contribuya a la toma de decisiones de las necesidades reales que aquejan a la sociedad. Dentro de esta estrategia, se encuentran acciones para establecer canales de comunicación que por ser abiertos, constantes y dinámicos, contribuyan a la evaluación de la administración de los recursos públicos el, combate a la corrupción, el fomento a la transparencia y la rendición de cuentas.

Recientemente se llevó a cabo en México la cumbre Global de la Alianza para el Gobierno Abierto, a la que asistieron representantes de 100 países de los cinco continentes, y estuvo presidida por Alejandra Lagunes, coordinadora de la Estrategia Digital Nacional de la Presidencia de la República.

 “Mexicanos merecen gobiernos abiertos”, señala en entrevista, Alejandra Lagunes, Coordinadora de la Estrategia Digital Nacional de la Presidencia.

Las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) son herramientas que contribuyen a la eficiencia gubernamental. Su correcto uso y aprovechamiento se traduce en innovación, beneficios al ciudadano y mejora permanente, por ello, comentó Alejandra Lagunes, presidencia firmó un convenio de colaboración con los estados, inicialmente 14, llamado México Abierto, con el objetivo de que la apertura sea en estados y municipios. 

“Es una herramienta de combate a la corrupción. Yo quisiera dar un ejemplo: los ciudadanos, la relación que tenemos con los gobiernos, generalmente es por los trámites que hacemos y ahí es donde hay una cadena de corrupción. Gracias a una iniciativa como gob.mx, este portal único de trámites, no hay intercambio humano, realmente es el ciudadano con una computadora haciendo un trámite, así que ahí se vuelve cero la probabilidad de corrupción. Iniciativas como esta están probadas internacionalmente como herramientas de combate a la corrupción.”

La tendencia actual, dijo Lagunes, es que los gobiernos asuman el compromiso y responsabilidad con la transparencia, la rendición de cuentas, la integración de los ciudadanos y su opinión en el quehacer político y en utilizar la innovación.

Es un hecho que los temas del combate a la corrupción y la transparencia han estado presentes en la agenda de los gobernantes desde hace más de 30 años y es así debido a que desde las más altas esferas del poder, empezando por la presidencia de la república, se abuzó en el uso y aplicación de los recursos públicos.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación son un instrumento que sirve para incrementar la eficacia del gobierno y como efecto colateral, han sustraído al ciudadano de la relación con la burocracia que lo extorsionaba en los trámites que realizaba en las ventanillas, lo que no implica que los gobernantes hayan dejado de innovar formas para continuar accediendo a recursos financieros de origen ilícito, extorsión que se realiza en el escritorio de los altos funcionarios y no en la ventanilla.

La transparencia es un tema en el que México tiene todavía mucho camino por andar. Las declaraciones patrimoniales y sobre conflicto de interés, que deben presentar anualmente los funcionarios públicos de todos los niveles, suelen ocultar datos que salen a flote cuando alguien decide investigar a alguno, como sucedió con los bienes del presidente Peña Nieto, el secretario de Hacienda Luis Videgaray y recientemente con el subsecretario de Gobernación, Arturo Escobar.

La opacidad también se practica en los otros poderes como la discrecionalidad y nula rendición de cuentas de Senadores y Diputados. Lo mismo sucede con el Poder Judicial, los gobernadores y demás.

Así que en el tiempo de la internet, lo ciudadanos estructuraron sus herramientas para la denuncia de los abusos de autoridad, la corrupción y la opacidad y lo hacen a través de las redes sociales, convertidas ya en el arma para desmentir el discurso incongruente de los gobernantes. Usted no se deje. Diga lo que sepa por las redes sociales, del otro lado siempre hay quien se entera. Incluyendo al Gobierno que, no lo dice, pero se preocupa por mantener una imagen.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux