LOADING

Type to search

El Ratón Mentiroso

Avatar
Share

Piculín era considerado el animal más bondadoso que jamas haya vivido en el Pais de los Ratones. Y es que siempre que estaba con gente,

Piculín era considerado el animal más bondadoso
que jamás haya vivido en el País de
los Ratones. Y es que siempre que estaba
con gente, aparentaba deshacerse de ternura
y amor hacia sus semejantes. Daba limosnas,
curaba a los enfermos, regalaba objetos
al necesitado, daba estupendos consejos a
quien tenía algún problema…. Era, en suma,
un alma llena de caridad y bondad.

¡Pero ningún habitante de dicho lugar podía
adivinar las verdaderas intenciones de
Piculín! Este, al saber que el Rey quería dar
dinero a los animales reputados para que lo
distribuyesen entre los pobres y necesitados,
asistió de inmediato al Palacio.

Una tarde de otoño Piculín recibió en su
casa a un enviado de Su Majestad, encargado
de entregarle la suma de cien monedas de oro
destinadas a la caridad social. Este prometió
hacer el mejor uso posible de dicho dinero,
pero en realidad hizo todo lo contrario.

Su Majestad el Rey de los Ratones era muy
inteligente y desconfiaba de quienes se preocupaban
mucho de aparecer como buenos
a los ojos de los demás, así que decidió disfrazarse
de mendigo, y presentarse en casa
de Piculín. Tal y como era previsible, éste le
echo a patadas.
– ¡Fuera de aquí! ¡Tú vienes a aprovecharte
de mi bondad, malandrín! -gritaba el energúmeno
de Piculín.

El Rey, enfurecido, ordenó detener a Piculín.
Después, resuelto a ahuyentar a los mentirosos,
ordenó atarlo al palo mayor en el centro
de la plaza, donde el pueblo pudo reírse de él
durante algunos días. Por fin, el ratón mentiroso
fue parar a la cárcel.

Moraleja:
Con honestidad debes proceder ó
a las consecuencias te debes atener!

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux