LOADING

Type to search

Enseñe a sus hijos el valor de las tareas hogareñas.

Avatar
Share

Cada vez que Rosa manda a su hija de 9 años a barrer el patio, lavar los trastos o cualquier otra tarea del hogar, ésta comienza a hacer tan tremendo berrinche que termina en una discusión

Cada vez que Rosa manda a su hija de 9 años a barrer el patio, lavar los trastos o cualquier otra tarea del hogar, ésta comienza a hacer tan tremendo berrinche que termina en una discusión sin arreglo y la pequeña se sale con la suya y termina por no hacer nada. Pero Rosa no es la única que afronta este problema con su hija, en realidad se podría decir que la mayoría de los padres pasan por lo mismo. Esto se debe a una falta de decisión, acuerdo y organización dentro del hogar. Usted prepara a sus hijos para la adultez, enviándolos, a la escuela, aunque no siempre ellos quieren ir. También trata de prepararlos para que administren y mantengan una casa, aunque tampoco esto puede ser divertido todo el tiempo. Por tanto ¿cómo resolver el problema de las discusiones para ver quien hace las tareas del hogar?

Según OrganizedHome.com recurso de Internet para organización y administración de la casa, hay que comenzar el proceso desde temprano. Si sus hijos le miran con cierto asombro cuando les da la escoba o el trapeador, parte de la culpa es de usted. Si desde que ellos tienen uso de razón, ha mantenido una política de que Mamá y Papá son los que deben hacerse cargo de absolutamente todos los quehaceres de la casa, entonces no se sorprenda cuando sus hijos huyan cada vez que miran utensilios de limpieza. Pero ¿por qué la mayoría de los padres tiende a asumir la responsabilidad completa en cuanto a las tareas hogareñas?.

Las razones de este comportamiento son múltiples:

Tal vez creció en una familia con estereotipos en cuanto al papel de los sexos, o guarde resentimiento contra sus propios padres por haberle abrumado cuando era pequeño con demasiadas tareas y no deseas continuar ese ciclo. O tal vez pienses que la limpieza debe hacerse con mayor efectividad, perfección y eficiencia, si lo hace usted mismo. ¿A qué grupo pertenece entonces? Independientemente de esto, sepulte en el pasado cualquier sentimiento referente a las labores y la limpieza de la casa. Ahora es el momento de transformar las labores del hogar en una rutina familiar.

PEQUEÑOS COMIENZOS

Los padres que tienen niños pequeños son los que tienen más ventajas, pues pueden irlos introduciendo poco a poco en tareas desde temprana edad, e inculcarles que el trabajo hogareño es parte de la vida. Su pequeño puede considerar la experiencia como una oportunidad de diversión y darle importancia. A los niños en edad preescolar, por ejemplo, les encanta estar junto a los padres y trabajar con éstos. Incluso si los esfuerzos de los pequeños son más obstáculo que ayuda, porque invariablemente tendrá que volver a hacer el trabajo, pero no se los impida porque ellos están aprendiendo lecciones valiosas, por lo que una negativa a que le den una mano, empezará a sentar precedentes para que lo quieran ayudar a futuro.

LENTO, PERO SEGURO

Si sus hijos ya han alcanzado una edad en la que pueden ser útiles, introduzca gradualmente tareas caseras en sus vidas. Pídale a uno de ellos que le ayude con el lavado de ropa durante una semana, mientras los demás tiran la basura. Luego, deriva gradualmente hacia un día de limpieza sabatino en el que participe toda la familia. Este método le dará la oportunidad de enseñarles cómo se deben hacer las diferentes laborales, de manera que encontrará menos oposición a la idea cuando los niños no son obligados a trabajar por un padre o madre abrumado y agitado.

Además, no pretenda que exista sólo un método para hacer las labores de la casa, el suyo. Muéstreles a los niños lo que usted hace y como lo hace y déjelos que creen su propio estilo de trabajo, dentro de los límites razonables. Por ejemplo, cuando enjuague los platos de la cena antes de colocarlos en la lavadora, los padres deben enseñarles a los niños a usar correctamente el grifo. Quienes vivan bajo un mismo techo son responsables por igual de las tareas del hogar, sin excepciones. Esto significa que aunque tenga hijos pequeños deben hacer algún tipo de quehacer en casa aunque éste se trate sólo de recoger un juguete que se encuentre tirado en el pasillo.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux