LOADING

Type to search

Era casi imposible que sucediera, pero aún así nació… “EL NIÑO MILAGRO”

Avatar
Share

“Uno en un billón” esa era la proporción en que se encontraban las probabilidades para que Fran Casto quedará embarazada… pero sucedió! Pero esta no es la primera vez que le pasa una cosa como esta

Era casi imposible que sucediera, pero aún así nació… “EL NIÑO MILAGRO”

“Uno en un billón” esa era la proporción en que se encontraban las probabilidades para que Fran Casto quedará embarazada… pero sucedió! Pero esta no es la primera vez que le pasa una cosa como esta a la pareja de Carolina del Norte, Estados Unidos, sino que la curiosa historia de Moe y Fran Casto, se remonta a hace más de 17 años, cuando los doctores le habían ligado las trompas de Falopio, porque en aquel momento decidieron que las dos niñas que tenían, Sheree, actualmente de 21 años, y Jessica, quien cuenta hoy con 24, eran los dos únicos hijos que estaban dispuestos a criar.

Pero increíblemente, unos años más tarde, Fran volvió a quedar embarazada, en lo que se calificó de una situación improbable en una proporción de mil a uno. Como resultado de ese “improbable embarazo” fue que le dieron la bienvenida a este mundo a Kristy, quien hoy día tiene 13 años; sin embargo, tratando de que no volviera a suceder algo fuera de los planes y de que la cigüeña no los visitara nuevamente, Moe decidió practicarse la vasectomía. La pareja pensó que con esa decisión habían eliminado cualquier probabilidad de embarazo, al menos eso pensaron, hasta que Fran hizo historia en la medicina. “Empecé a sentirme mal nuevamente, con antojos, mareos y vómitos”, señala Fran. A lo que su esposo Moe, a manera de broma exclamó: “Si no mejoras, es que estás embarazada otra vez!”  “Por supuesto, todos reímos por la ocurrencia de Moe, pero cuando el doctor me lo dijo, me quedé helada, pensando mil cosas y sabiendo que seguramente me convertiría en una estadística”, dice Fran.

Pero ella estaba segura de que se trataba de una equivocación, por eso fueron a un ginecólogo a que le realizara otra prueba. Pero cuando el doctor le confirmó que estaba embarazada, ella cuenta como durante todo el recorrido de regreso a su casa lloró, y lo contagió a él también, porque Fran con sus 42 años y Moe en los 46, no se sentían preparados para tener otro hijo! Fran comenta que se sentía nerviosa respecto a tener que decirle a sus tres hijas lo de su nuevo embarazo; sin embargo, las chicas tomaron con gran entusiasmo la inesperada noticia. La realidad sobre la situación de la madura pareja no se hizo esperar. No habían ahorrado, ni conservaban ya nada de los objetos de bebé de sus hijas anteriores, dado que ellos estaban seguros de que nunca más los llegarían a necesitar. Tal vez por compasión, por curiosidad o por verdadero afán de ayudar, pero la parroquia de la localidad en pleno se lanzaron al rescate de la familia, con donativos en dinero y algunos en especie, como ropas y accesorios. “Incluso fueron amigos los que terminaron la remodelación de nuestra casa, la cual habíamos iniciado antes de lo del embarazo, pero que, obviamente después ya no pudimos terminar”, expresa Fran, quien es una oficinista en la localidad de Oxford, N.C.; en tanto que su marido Moe trabaja como asistente de gerente para un mayorista.

UN LINDO VARONCITO

Su niño “milagro” nació recientemente, fue un pequeño varón que la pareja ya se había resignado a no tener. “Ahora sé que mi hijo estaba destinado a nacer y es por eso que decidimos ponerle el nombre de Destin (en español su nombre tiene el equivalente de Destino). Es el hombrecito que mi marido y yo, en secreto, siempre habíamos deseado”.

A pesar de la edad, la pareja asegura estar sumamente contentos de tener un hijo hombre, pero además dicen que después de esto, ya no confían en ningún sistema de control de la natalidad. “Después de en un principio intentarlo tan arduamente y desearlo más, pero al no haber logrado un varón, nos resignamos, pero ahora estamos convencidos que Dios y el destino nos enviaron a Destin”, señala Fran. Y tal vez a usted le parezca una conclusión simplista, pero al igual que los Casto, pensamos que Dios y el destino es la mejor explicación que existe para lo que parecía un embarazo imposible, pero que Créalo o No… Así Fue!!

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux