LOADING

Type to search

Hallado el cuerpo sin vida del bombero hispano de Los Ángeles desaparecido en México en extrañas circunstancias

Avatar
Share

Los restos de Frank Aguilar fueron encontrados incinerados en una playa en Tijuana. Un hombre y una mujer fueron detenidos como sospechosos del crimen y serán acusados de homicidio.

El cuerpo del bombero latino de Los Ángeles que desapareció en extrañas circunstancias en México a finales de agosto ha sido localizado en Tijuana, según anunciaron este miércoles funcionarios de ese país.  

El 23 de octubre se encontraron restos humanos en Playas de Rosarito que aparentemente habían sido incinerados y, tras una investigación con muestras genéticas, los funcionarios determinaron que era Aguilar, informó Hiram Sánchez, fiscal general del estado mexicano de Baja California, en una conferencia de prensa.

El jefe del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, Ralph Terrazas, expresó sus condolencias a la familia de Aguilar, quien tenía 48 años.

“Este es un trágico resultado de un caso que esperábamos que terminara de otra forma”, señaló en un comunicado.

[Un padre secuestró a sus dos niñas y huyó de una casa en Kansas. Atrás quedaron los cadáveres de sus dos hermanitos]

Aguilar, un bombero y paramédico con 20 años de experiencia, desapareció el 20 de agosto tras viajar a su residencia cerca de Rosarito, en Baja California.

Hace poco menos de un mes, dos mexicanos, una mujer de 32 años identificada como Fanny N. y un hombre de 27, Santos N. fueron arrestados en una carretera cercana a Playas de Rosarito, al sur de Tijuana, informó la Fiscalía General del Estado en octubre. 

Ambos sospechosos, que serán acusados de homicidio, tenían en su poder algunas pertenencias de Aguilar, como tarjetas de crédito que habían utilizado en Rosarito, Ensenada y Tijuana después de su desaparición, detalló Sánchez.

[“Quédate en México”, le dijo ya dos veces el Gobierno tras sufrir un secuestro con su hija y terribles violencias. Ella aún implora que la escuchen]

Según los investigadores, la pareja planeaba secuestrar a Aguilar, quien fue visto por última vez el 20 de agosto en Tijuana, y así pedir un rescate para su liberación, pero intentó escapar y recibió un disparo.

Los detectives también encontraron el Jeep de Aguilar, que había sido robado por la pareja y vendido a una tercera persona que desconocía del origen del vehículo, explicó Sánchez.

“La víctima accedió a reunirse con una mujer que hoy conocemos se llama Fanny N. Se identificó ante Aguilar como Monserrat “, dijo en octubre Sánchez.

“De alguna manera se las arregló para deshacerse de sus captores, trató de huir, y mientras corría le dispararon, lo hirieron y lo metieron en la camioneta”, añadió.

“Estamos tratando de determinar si estaba dentro del vehículo o si lo habían dejado en otro lugar”, concluyó Sánchez.

No estaba claro si el disparo fue lo que le provocó la muerte a Aguilar, pero posteriormente, la pareja quemó su cuerpo en Playas de Rosarito, precisó Sánchez en la conferencia del miércoles.

Las autoridades han dicho que la pareja había negado tener información sobre el paradero de Aguilar cuando fue detenida.

Sánchez también informó que otra persona estuvo involucrada en el crimen, aunque no proporcionó detalles sobre este sospechoso.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux