LOADING

Type to search

Insectos Espía.

Avatar
Share

Con el pasar de los tiempos el ser un agente secreto dejó de ser un papel exclusivo del ser humano, ahora hasta insectos son entrenado para espiar. El

Podrían guiar proyectiles hacia sus objetivos
o explorar ruinas de edificios derruidos en
catástrofes naturales o grandes atentados

Con el pasar de los tiempos el ser un agente secreto
dejó de ser un papel exclusivo del ser humano,
ahora hasta insectos son entrenado para espiar. El
motivo principal de este cambio se debe a las diversas
interrogantes que existen dentro de las actividades
políticas de hoy en día.

En Washington y Nueva York los insectos son motivo
de sospecha. En los últimos tiempos, varios
testigos dicen haber visto pequeños objetos con
pinta de diminutas libélulas robotizadas en actos
políticos, como la manifestación contra la guerra
de Iraq que se celebró en Lafayette Square el mes
pasado, que podrían ser diminutos robots espía del
Gobierno estadounidense o de alguna de las muchas
agencias de seguridad que pueblan el territorio
norteamericano.

“Oí a alguien decir “Dios mío, mira eso” miré hacia
arriba y pensé “Qué demonios es eso” parecían
una especia de libélulas o pequeños helicópteros,
pero, desde luego, no eran insectos”. El testimonio
de un estudiante universitario de Nueva York,
recogido por OTR/Press del diario estadounidense
“The Washington Post”, se suma a otros similares
en diversos actos políticos acontecidos en los últimos
meses en Washington D.C.

Algunos sospechan que esos pequeños insectos robotizados
son herramientas de alta tecnología militar
dedicadas al espionaje que ha puesto en marcha
el Departamento de Seguridad Nacional de la
Administración de George W. Bush. Sin embargo,
ninguna de las numerosas agencias de inteligencia
que existen en EE.UU. ha informado del desarrollo
de esta tecnología, aunque algunos miembros del
Gobierno y de entidades privadas sí que admiten
que están intentando desarrollar tales artefactos.

De hecho, algunos equipos están cultivando insectos
vivos con chips en su interior, con el objetivo
de poder controlar el rumbo de su vuelo a través
de mecanismos remotos. Con estos insectos-robot
se podría perseguir a sospechosos, guiar proyectiles
hacia sus objetivos o explorar las ruinas de un
edificio derruido en catástrofes naturales o grandes
atentados.

En todo caso, de momento y de forma oficial no
existen y los expertos aseguran que los retos tecnológicos
que supone este tipo de creaciones son
enormes y muchos dudan de la existencia de esas
líbelulas robóticas.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux