LOADING

Type to search

LA COLUMNA DEL LIC. VIDRIERA

Avatar
Share

Por: Mario Soto Centeno
Vivir de esperanzas.. pobre corazón.
Vamos viendo… Al que se encuentra en una situación difícil, sea temporal o de nacencia, casi siempre lo que se le recomienda es tomar fuertes dosis de esperanza tres o más veces al día…
“¡No te desesperes, no te desesperes”, les decimos, y es para lo único que sirve la esperanza, para no desesperarse… “No pierdas la esperanza… la esperanza muere al último…” Y sí, la verdad es que la esperanza muere al último, casi siempre unos cinco minutos después de que tú te mueras. Deberías de matar la esperanza antes de morirte, puede ser que vivieras más, porque unos dicen que la esperanza es la que te estira la pata….
La esperanza y la resignación son primas hermanas… Tener esperanza es admitir que no estamos bien, es tener la (a veces muy remota) creencia de que en algún punto del futuro estaremos mejor…
Pero dime tú, ¿Qué necesidad tenemos vivir esperando llegar a ese mejor… que a lo mejor ni llega? Lo mejor y más sensato es dejar de pensar que estamos mal y hacernos creer y entender que estamos bien…porque estamos, y eso ya es un bien, un gran bien. Lo mejor es pensar que hemos estado bien que siempre estamos bien, sea como sea que estemos… Plántate bien donde estás y sé feliz, no estés de pasada, porque a lo mejor ni llegas a donde quieres llegar… Vivir de pasada esperando llegar a un lugar mejor, no es vivir bien. Es como cuando no disfrutas ese carrito viejo pero que te lleva todas parte, porque vives soñando con un carro del año que “esperas” comprar… Algo al respecto dijo William Shakespeare “En nuestros locos intentos renunciamos a lo que tenemos por lo que esperamos tener”. (¡qué pendejos!, eso lo digo yo, no Chaquespear)
Ahora que si de plano vas persiguiendo esa zanahoria de la esperanza, como el burro, porque ya te lavaron el coco y te dijeron que no estás bien, que para llegar a ser libre tienes que ser esclavo, que para llegar a ser feliz tienes que sufrir… si de plano ya decidiste que vas a vivir de esperanzas, no la esperes sentado, no la esperes soñando…
La esperanza hay que encontrarla a medio camino, porque si no sales a encontrarla, otro la va a encontrar y la esperanza se irá con él, porque la esperanza no hace distinciones, ni es tan fiel como creemos, el que la busca la encuentra….
Pero si sales a encontrar la esperanza, no te avoraces, porque la puedes pasar de largo, sin reconocerla, sobre todo si tus esperanzas son vagas y algunos de repente se adelantan a la esperanza… No te aceleres, por lo menos deja que la esperanza te alcance. No te vaya a pasar lo que a la lechera del cuento que iba tan adelantada en sus esperanzas que antes de vender la leche se puso a bailar y la tiró y sus sueños se regaron por el suelo…“Es la causa que los hacen pandos…” dijo el otro
Hay que hacer que la esperanza no sea cosa del futuro, hay que creer en la “esperanza” del presente, creer que estamos bien y que si no estamos bien aquí y ahora no estaremos bien en el futuro y vanas serán las esperanzas… Es como dicen: el que no puede ser feliz con lo que tiene ahora no será feliz con lo que pueda tener en el futuro, porque la felicidad está en ti no en lo que tengas o puedas tener… Como dijo don Marco Terencio: Todas mis esperanzas están en mí. (Si pones tus esperanzas en los demás estás jodido, digo yo, no Terencio)
No esperes ser feliz mañana, sé feliz ahora, a la fregada las esperanzas, por estar esperando lo que a lo mejor no llegará, no disfrutas lo poco que tienes aquí y ahora, y eso es un tarugismo.
Los que te dicen que hay que sufrir para merecer es porque quieren que trabajes para ellos y te conformes con migajas… Los que te prometen el cielo es porque te quieren quitar la tierra… Abre los ojos.
Pero de que a veces se necesita un cambio, se necesita, Claro tú no quieres que cambie nada porque a ti te tocó chichi y estás mamando muy a gusto, pero los que no alcanzamos chichi nos la …mentamos y queremos cambio.
Aprende de los predicadores de la esperanza: A Dios rogando y con la charola juntando.. digo… bueno, ya dije ¿y qué? Yo solo espero que entiendas y no malentiendas…
Salud y saludos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux