LOADING

Type to search

La farmacéutica Pfizer dice que su vacuna en fase 3 de pruebas tiene una eficacia del 90%, muy superior a lo esperado

Avatar
Share

Con ello, la compañía podría presentar a finales de este mes una solicitud de uso de emergencia con los reguladores sanitarios de Estados Unidos. El anuncio no significa que la vacuna sea inminente.

Medical syringe is seen with Pfizer company logo displayed on a screen in the background in this illustration photo taken in Poland on June 16, 2020. (Photo Illustration by Jakub Porzycki/NurPhoto via Getty Images)

La vacuna de la farmacéutica Pfizer para prevenir el COVID-19 puede ser efectiva en más de un 90%, un resultado muy superior a lo esperado. Así lo aseguró este lunes la propia farmacéutica, que se encuentra en la fase 3 de pruebas.

El anuncio no significa que la vacuna contra el coronavirus sea inminente, aunque la compañía podría presentar a finales de este mes una solicitud de uso de emergencia con los reguladores sanitarios de Estados Unidos.

[Siga nuestra cobertura sobre el coronavirus]

Este análisis provisional, de una junta independiente de monitoreo de datos, examinó 94 infecciones registradas hasta ahora en un estudio que ha reclutado a casi 44,000 personas en Estados Unidos y otros cinco países.

Pfizer no proporcionó más detalles sobre esos casos y advirtió que la tasa de protección inicial podría cambiar para cuando termine el análisis. La revelación de estos datos iniciales es muy inusual.

“Estamos en posición de poder ofrecer alguna esperanza”, dijo a The Associated Press el doctor Bill Gruber, vicepresidente senior de desarrollo clínico de Pfizer. “Estamos muy animados”, añadió.

[El mundo supera los 50 millones de casos de coronavirus]

Las autoridades han enfatizado que es poco probable que alguna vacuna llegue mucho antes de fin de año y que los limitados suministros iniciales serán racionados.

Las vacunas fabricadas por Pfizer y su socio alemán BioNTech se encuentran entre los 10 posibles candidatos en fase avanzada de pruebas en todo el mundo; cuatro de ellas hasta ahora en enormes análisis en EE.UU. Otra empresa estadounidense, Moderna Inc., también ha dicho que espera poder presentar una solicitud a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) a finales de noviembre.

Pfizer no planea detener su estudio hasta que registre 164 infecciones entre todos los voluntarios, un número que la FDA ha acordado que es suficiente para decir qué tan bien está funcionando la vacuna. La agencia ha dejado claro que cualquier vacuna debe tener al menos un 50% de efectividad.

Ningún participante hasta ahora se ha enfermado gravemente, aseguró Gruber. Tampoco pudo proporcionar un desglose de cuántas de las infecciones han ocurrido en personas mayores.

La FDA ha exigido que los candidatos a la vacuna estadounidense sean estudiados en al menos 30,000 personas. Además de un número adecuado de adultos mayores, estas investigaciones deben incluir también otros grupos de alto riesgo, incluyendo minorías y personas con problemas de salud crónicos.

[¿Qué propone Biden para combatir la pandemia?]

La agencia dijo también a las compañías que deben dar seguimiento a la mitad de los participantes para detectar efectos secundarios durante al menos dos meses, el periodo de tiempo en que típicamente surgen los problemas. Pfizer espera alcanzar ese hito a finales de noviembre. Este lunes aseguró que no se han reportado preocupaciones serias de seguridad.

Debido a que la pandemia aún está en marcha, los fabricantes esperan pedir permiso a los Gobiernos de todo el mundo para el uso de emergencia de sus vacunas mientras continúan las pruebas adicionales, lo que les permitirá llegar al mercado más rápido de lo normal, pero plantea preocupaciones sobre cuánto sabrán los científicos sobre estas.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux