LOADING

Type to search

La justicia de China PROHIBE vender Terrenos En Luna!

Avatar
Share

La justicia china confirmó la prohibición hecha en el 2005 a una

La justicia china confirmó la prohibición hecha
en el 2005 a un empresario chino de vender terrenos
en la Luna… Esta historia si que hay que

Leerla para poder Creerla!

Un tribunal de Pekín estimó una vez más que
nadie podía reclamar la propiedad de la Luna,
refiriéndose a un tratado internacional sobre el
espacio firmado por China en 1983, y desestimó
las pretensiones de Li Jie, quien montó la firma

“Embajada de la Luna”.

Esta empresa había presentado una demanda contra
las autoridades de control del Comercio, que le
retiraron sus permisos profesionales en 2005 y le
impusieron una multa.

La oficina del Comercio estimó en ese entonces que
si la venta de terrenos en la Luna era “un hermoso
sueño”, ello se asemejaba sobre todo a un fraude, y
le prohibió seguir proponiendo terrenos al precio de
298 yuanes (37 dólares) por 0,4 hectárea.

Unas 34 personas se dejaron tentar antes de que
las actividades de la firma fuesen suspendidas por
la administración, y luego prohibidas por la justicia
en primera instancia.

¡Después de ‘25 años de
novios’, decidieron dar su
brazo a torcer y se CASARON!

Mary y Heribert Mochulske duraron nada menos
que ¡25 años de noviazgo y hace poco por fin se
casaron, a bordo de su auto convertible… y vaya
que esta nota si que tiene que

Leerla para poder
Creerla!

La ceremonia se efectuó en una capilla en Las
Vegas. Al respecto, Mary comentó: “Heribert y yo
no nos habíamos casado, pues queríamos estar seguros
del paso que íbamos a dar. Tuvimos tiempo
para pensarlo muy bien y ahora ya estamos seguros
de que nuestra unión es la decisión más correcta”.

¡Y si que la pensaron muy, muy bien! ¡25 años
no son cualquier cosa! A los tres años de noviazgo
comenzaron a hacer planes de casarse, pero ella
le dijo: “Esperemos un poco más, necesitamos
madurar y tres años es algo muy precipitado”. A
los siete años los dos decidieron posponer su matrimonio,
“ya que tenían que pensarlo muy, bien,
pues una vez casados no podrían divorciarse ya
que es un pecado mortal”.

Y así pasó el tiempo. Ahora, después de tantos
años de deliberaciones y de estar madurando, ¡por
fin se casaron! Cuando el ministro ofició la ceremonia,
omitió las palabras “Tengan muchos, muchos
hijos”, por razones obvias… fue una sorpresa
que, en el invierno de su vida, hayan decidido dar
su brazo a torcer.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux