LOADING

Type to search

Lev Tolstói

Avatar
Share

Novelista ruso nacido en la población de Yasnaia-Poliana en 1828- Y fallecido en Moscú en 1910. Hijo de una familia aristocrática, fue el menor de cuatro hermanos; se educó con un preceptor alemán

Novelista ruso nacido en la población de Yasnaia-Poliana en 1828- Y fallecido en Moscú en 1910. Hijo de una familia aristocrática, fue el menor de cuatro hermanos; se educó con un preceptor alemán y una tía que le enseñó francés. Enamoradizo y voluble, quiso ser diplomático, religioso, militar y abogado, y finalmente le arrebató la lectura de Las confesiones de Rousseau, decidiéndole por la literatura.

En 1848 se trasladó a Moscú; se dedicó al juego y a frecuentar las tabernas hasta 1815, cuando se marchó al Caúcaso con su hermano Nikolái; allí escribió su primera novela, Infancia. Tras participar en la defensa de Sebastopol abandonó definitivamente la carrera militar; instalado en San Petersburgo, se convirtió en discípulo de Turguéniev. Después de completar su trilogía autobiográfica con Adolescencia (1854) y Juventud (1856), viajó por Europa para luego regresar e instalarse en su casa de Yásnaia Poliana que había heredado de su padre, donde quiso mejorar las condiciones de vida de los mujiks, los cuales, sin embargo, no dejaban de mirar con desconfianza sus buenas intenciones.

Al volver a su tierra, creó diez escuelas y poco a poco se fue ganando la confianza de sus conciudadanos, hasta que fue nombrado juez de paz. A los 34 años se casó con Sofía Andréievna, de dieciocho; animado por el amor de su esposa, escribió La Guerra y La Paz (1869), monumental fresco de la vida rusa durante los años de las guerras napoleónicas, considerada una de las cumbres de la novela realista decimonónica.

En 1872 la esposa de un amigo suyo se suicidó arrojándose a las vías del tren porque su amante la había abandonado; este hecho le inspiró Ana Karénina (1877), bella y melancólica historia de amor en la que el estilo de Tolstói llega a su máxima perfección. En 1881, los Tolstói para entonces Sofía le había dado ya trece hijos se trasladaron a Moscú. En sus últimos años fue católico, luego asceta y algo socialista. Resurrección (1901) le valió la excomunión por parte de la Iglesia. A los ochenta y dos años intentó huir de casa y murió en la estación de tren de una pequeña localidad cercana a Moscú.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux