LOADING

Type to search

“Llegué a 200 libras!… Y yo ni en cuenta”

Avatar
Share

Amiga lectora, un saludo cordial reciban de esta su servidora. Si te preguntas como pudiste subir de peso en tan poco tiempo hasta llegar a 200 libras o más y sin saber como, pues entonces

Por: Laura Díaz Campbell – Consultora de Nutrición y Belleza

Cambia tus hábitos y combate el sobrepeso!

Amiga lectora, un saludo cordial reciban de esta su servidora.
Si te preguntas como pudiste subir de peso en tan poco tiempo
hasta llegar a 200 libras o más y sin saber como, pues entonces
sigue leyendo, este artículo que fue escrito para ti y posiblemente
después de leerlo… tu vida cambie!


De 140 a 210 Libras y hasta ahora me doy cuenta!

La mayoría de mis amigas lectoras que me llaman y me comentan
que están en más de 200 libras, por lo regular en su infancia
no fueron obesas, sino que de poco a poco fueron subiendo de
peso y lo más curioso, sin darse cuenta de ello. Normalmente el
sobrepeso va muy lento. Las tallas no se van subiendo de un día
para otro sino que toman un largo tiempo, a veces años por lo
cual no nos percatamos que vamos aumentando. Una sugerencia
es que si notas que ya llevas dos o hasta tres tallas arriba, NO
TE CONFIES, y comienza a ponerle remedio al asunto. A todas
aquellas que ya llegaron a más de 200 libras es el momento de
encarar la situación y comenzar el proceso retroactivo.


COMIENZA AHORA MISMO!

Como lo he comentado muchas veces, el hábito es resistente al
cambio. Esa es la principal razón para que aún cuando deseamos
bajar de peso, lo dejamos para el eterno mañana y no le metemos
acción hoy mismo. De ahí que el ser humano ha formulado
“pastillas milagrosas” para que aún comiendo lo mismo y en las
mismas cantidades se pueda bajar de peso. El problema con estos
métodos es que en la mayoría de los casos son peligrosos y
hasta mortales. Y todo por no querer cambiar de hábitos. Ya no
dejemos para mañana el cambio y seamos valientes para ponerle
acción ahoritita mismo.

ROMA NO SE HIZO EN UN DIA… Y UNA FIGURA ESBELTA
TAMPOCO!

Otro problema muy común es querer estar con 30 o 40 libras de
menos a la velocidad supersónica. Eso no sucede porque, nuevamente
entran los hábitos. Las personas que se privan de todo
lo que les gusta comer o terminan comiendo demasiado poco y
no están acostumbrados, no lograran resistir hasta el final. Por
lo general se quedarán a la mitad del camino. De esta forma no
se logran cambiar hábitos, pues como ya dijimos estos son muy
resistentes al cambio. Es muchísimo mejor ir lento pero seguro.
Lo ideal es ir cambiando poco a poco, y cuando ya lo tenemos
dominados seguir con el siguiente. Aún así en este proceso del
cambio se puede caer en tentación, pero esto (el hábito) lo podría
tomar como excusa para convencerte de que desistas al cambio.

No lo permitas y sigue adelante para lograr tu meta. Otra razón
que hace desistir a muchos es que creen que bajar de peso es
constante cuando se ha cambiado la manera de comer. Se desilusionan
cuando una vez cada semana se suben a la bascula y
no miran cambios. Habrá semanas que bajarás muy satisfactoriamente,
pero luego se vienen las llamadas plataformas donde
el cuerpo por una o varias semanas no logra bajar ni una libra,
pero si “no te rajas” verás que de repente bajarás supersatisfactoriamente!

PERO… NO SE POR DONDE COMENZAR

Si ya estás decidida a recuperar tu esbelta figura, pero no sientes
que puedas hacerlo sola, entonces busca ayuda. Actualmente
existen muchos programas en los cuales te re-educan en hábitos
alimenticios. Quiero aclarar que personas con un sobrepeso
alto, la palabra dieta NO es su alternativa, porque esta significa
restringirse hasta que se rebajó y luego volver a nuestros hábitos
anteriores.

Puede que resulte en personas que subieron unas
cuantas libras, pero no con los que tiene libras excesivas pues en
estos casos deberán aprender una manera más sana de alimentarse
de por vida! Se oye muy dramático, pero en realidad no es
así, pues cuando ya hayas formado nuevos hábitos, ahora ellos te
dominarán para que los sigas conservando. Dentro de los programas
que conozco que te podrían ayudar a aprender una manera
más sana de alimentarte estan los Weight Watchers y Over Eater
Anonimous (Comelones Anónimos en español). En los primeros
te cobran una cuota mínima y no te obligan a consumir sus comidas.
En cuanto a los Comelones Anónimos, sólo pagas una donación
no obligatoria. Para aquellas personas que no tienen más
de 30 libras extras el plan Figura Esbelta, es más que suficiente,
pues les ayudará a equilibrar una serie de funciones orgánicas y
a disminuir el apetito sin peligrosos estimulantes, rebajando sin
perder músculo, ni hueso sino más bien grasa acumulada.
¡Hasta la próxima semana! Tu consejera L.D.C.
Tus preguntas sobre belleza, figura y cuidado de la piel deje
mensaje al (323) 771-0082.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux