LOADING

Type to search

Los precios al consumo bajaron 0,1 % en mayo en Estados Unidos

Avatar
Share

Washington 10 jun (EFE News).- Los subsidios gubernamentales y la reapertura gradual de la economía contribuyeron en mayo a aminorar la caída de los precios al consumo, con una bajada del 0,1 %, que dejó la inflación interanual en el 0,1 %, según las cifras que divulgó este miércoles el Departamento de Trabajo.

En abril, cuando la economía se paralizó por la pandemia de la COVID-19, el índice de precios al consumo (IPC) había registrado una caída del 0,8 %, con lo que la de mayo fue la tercera disminución mensual consecutiva.

Con casi 2 millones de casos confirmados y más de 112.000 muertes, la pandemia del coronavirus en Estados Unidos ha llevado a más de 41 millones de personas a solicitar el subsidio por desempleo desde finales de marzo, y la mayor economía del mundo se contrajo a un ritmo anual del 5 % en el primer trimestre.

Estas cifras suponen la primera contracción trimestral registrada en EE.UU. desde la crisis financiera de 2008, y los economistas apuntan que el segundo trimestre será el periodo en el que se verá en toda su magnitud, con una caída de la economía que se estima que podría rondar el 30 % anual.

El gasto de los consumidores, que en EE.UU. representa casi dos tercios de la actividad económica, se contrajo abruptamente en abril y mayo con el confinamiento de millones de personas en sus casas y el cierre de comercios, hoteles, bares, restaurantes e industrias.

Desde mediados de marzo, el Congreso y el presidente Donald Trump han aplicado medidas de estímulo por billones de dólares que han incluido la distribución de cheques a cientos de millones de personas, y la ampliación de las prestaciones por desempleo a fin de sustentar el consumo, y los datos de precios en mayo reflejan un posible incremento de la demanda.

Si se excluyen los precios de combustibles y alimentos, que son los más volátiles, la inflación subyacente el mes pasado fue del 0,1 %, tras una caída del 0,4 % el mes anterior, y es la primera vez que esta medida de los precios ha ido a la baja durante tres meses consecutivos.

En un año, este indicador subió un 1,4 %.

El informe del Gobierno muestra que en mayo los precios de los alimentos subieron un 0,7 % como resultado de la escasez de algunos productos en parte causada por los casos de infección de coronavirus en plantas procesadoras de productos alimenticios.

El llamado índice de comidas en casa ha subido un 4,8 % en los últimos 12 meses, el mayor incremento en más de ocho años.

Los precios que los consumidores pagan por la energía cayeron en mayo un 1,8 % arrastrados por una disminución de los precios de la gasolina,, y los precios de los vehículos automotores nuevos subieron un 0,3 %.

Los de la vivienda, que incluyen hipotecas y alquileres, aumentaron un 0,2 % y los de los servicios de cuidados de la salud un 0,6 %.

La reapertura gradual de las actividades económicas desde mediados del mes pasado causó una baja del índice de desempleo, que había llegado al 16,7 % en abril y que se ubicó en el 13,3 % en mayo, aún por encima de los niveles más graves registrados tras el final de la Gran Recesión de 2007-2009.

La Reserva Federal (Fed) de EE.UU. continúa hoy su reunión de política monetaria en medio de la crisis provocada por el coronavirus, y en la que ofrecerá una nueva evaluación del impacto económico tras el inesperado descenso del desempleo en mayo y presentará por primera vez sus proyecciones macroeconómicas.

La Fed recortó en abril los tipos de interés de manera abrupta hasta el rango del 0 % al 0,25 %, y lanzó varias rondas masivas de inyección de liquidez para contrarrestar el severo golpe económico causado por el parón de la actividad económica con las medidas de restricción de movilidad y distanciamiento social.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux