LOADING

Type to search

“Mamas”… Son del cuerpo femenino, las partes más propensas a sufrir problemas inflamatorios y degenerativos en la lactancia

Avatar
Share

Para prevenir prácticamente todos los problemas que pueden surgir en los pechos de la mujer, especialmente si ella está amamantando, es fundamental cuidarlos adecuadamente.

Para prevenir prácticamente todos los problemas que pueden surgir en los pechos de la mujer, especialmente si ella está amamantando, es fundamental cuidarlos adecuadamente. 

 Las mamas son las partes del cuerpo femenino más propensas a sufrir problemas inflamatorios y degenerativos como pueden ser la mastitis, inflamación, grietas, dolor, deformaciones y supuraciones, entre otros, por eso y para evitar futuros problemas como estos, he aquí algunas recomendaciones para el cuidado de sus pechos dirigidos especialmente a las mujeres que están lactando:

Masajes rutinarios 

  Haciendo un masaje circular con la mano ayuda a disolver posibles y frecuentes quistes en ellas, aumenta la circulación y al abrirse los capilares recogen productos de desecho que se hayan podido quedar depositados… De ser posible, practicarlos varias veces al día.

Dolor en los pechos  

  Durante la lactancia, la aparición de dolor en los pechos puede ser el primer signo de que se está cometiendo algún error; el más frecuente, que el bebé no esté bien puesto. 

Mala postura 

  Si la postura no es la adecuada y el bebé coge mal el pecho, es probable que se lesione el pezón y se produzcan grietas e incluso mastitis. Para protegerlo, no es preciso limitar la duración de las tomas, sino mejorar la técnica. 

Aparición de Grietas

 Extremadamente dolorosas, las grietas son causa frecuente del abandono de la lactancia materna. Una vez producidas, no hay ningún tratamiento ni pomada que las solucione de forma simple. 

 Algunas pomadas pretendidamente protectoras se han demostrado son perjudiciales, otras inútiles; es probable que cualquiera, al mantener más la humedad y romper el equilibrio biológico de la piel, facilite la aparición de grietas. 

Mastitis (o inflamaciones)

 Existe una afección relativamente frecuente en la mujer que está lactando, llamada “mastitis” y no son otra cosa que inflamaciones de las mamas que pueden o no, ser infecciosas. La Mastitis no infecciosa se produce cuando la leche no es bien vaciada y el aumento de presión en el interior de los alvéolos mamarios es tal que los rompe, con lo que pasa leche al tejido que los rodea, ocasionando una reacción inflamatoria, que eventualmente puede impedir la salida de la leche, que se acumula formando un bulto que es doloroso.

REMEDIOS QUE NO FALLAN 

 Para mantener senos sanos tome aceite de onagra, de 4 a 6 cápsulas por día, o aceite de borraja a igual dosis; hay que eliminar los lácteos y sus derivados de la dieta debido a que estos desequilibran las hormonas femeninas al contener hormonas femeninas de la vaca.

 Al final de la ducha va bien echarles agua fría, para que se fortalezcan y reafirmen, no lo haga por la noche pues esto estimula y no podría dormir bien.

 En caso de que los problemas en el pecho continúan, puede tomar infusiones a diario con caléndu-las o maravillas, esta planta posee efectos beneficiosos en los problemas ginecológicos y tumorales, así mismo puedes usar la crema de caléndulas para los masajes.

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux