LOADING

Type to search

Niños mayorcitos que mojan la cama

Avatar
Share

Por: Sylvia Carlock

Una amable lectora escribió pidiendo ayuda para su nieto de 13 años que moja la cama, dice que su hija no lo lleva al doctor porque le dan una medicina “que le hace daño a su sistema”.

 La razón por la que un niño de 13 años todavía moje la cada es muy variada.
 Existen varias opciones ‘alternativas’ que los padres del niño  pueden probar, a ver cuál le funciona mejor.

Hipnoterapia. Muchos niños que mojan la cama sueñan que van al baño y es en ese momento que sueltan el esfínter de la vejiga. Esto puede solucionarse si se lleva al niño a una sesión de hipnoterapia que le ayude a reprogramar el comando que le hace soltar la orina a destiempo.

Ejercicios. Algo que puede ayudar al niño es que haga ejercicios durante el día con el esfínter que controla la orina. Se le explica que cuando vaya al baño, deje salir un poco de orina y luego pare, que repita la operación unas 10 veces cada vez que vaya al baño. Esto fortalecerá sus músculos y le ayudará a contener la orina por más tiempo.
Estrés. En algunas ocasiones el mojar la cama tiene que ver con ansiedad. En este caso vale la pena revisar lo que está pasando en la vida del niño. Si hay muchos regaños o mucha presión ya sea en la casa o en la escuela, es conveniente ayudarlo a revisar la situación y encontrar posibles soluciones.

Quiropráctico. En algunas ocasiones, el problema tiene que ver con que algunos huesos están desajustados. Un quiropráctico puede ayudarle a revisar y/o a ajustar dichos huesos para que el niño deje de mojar la cama.

Alergias. Es importante revisar si el niño tiene reacción a ciertos alimentos. Hay chicos que dejando de tomar productos lácteos, notaron que dejaban de mojar la cama. En este caso, será necesario hablar con el médico para darle al niño un suplemento de calcio.

Probióticos o flora amigable. En algunos casos, un exceso de antibióticos para combatir infecciones en otros lados del cuerpo, dejan al niño sin flora amigable y esto puede causar que la vejiga esté súper sensible. Esto se puede solucionar dando al niño un suplemento de probióticos por varias semanas.

 Productos con probióticos, se consiguen en tiendas naturistas.
Jugo de Cranberry. A razón de un vaso a las seis de la tarde, es un buen remedio para restaurar el nivel de acidez/alcalinidad en las vías urinarias, lo cual ayudará a controlar la orina durante la noche.

Hidroterapia. Por último. Un remedio que puede funcionar es: antes de irse a acostar, envolver el vientre del niño con un trapo mojado en agua fría y sobre ese, envolver otro trapo, de preferencia de lana, seco, sobre el trapo mojado, se le abriga bien y con esas compresas pasa toda la noche. Esta combinación ayudará a desinflamar los órganos internos y a calmar el deseo de orinar durante la noche.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico. Envíe sus preguntas y comentarios a: 6881 Stanton Ave. Suite. -F, Buena Park, CA 90621. Por email: consulta@doctoraconsejos.com y por fax al (714) 274-7199. Consulta el Diccionario de Hierbas y de Remedios en www.DoctoraConsejos.com.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux