LOADING

Type to search

¡NIÑOS SUPERDOTADOS!

Avatar
Share

No siempre un niño con altas capacidades intelectuales es un pequeño feliz, con buen comportamiento y notas excepcionales; ¡sino que en ocasiones su realidad es totalmente diferente!

Tener un hijo superdotado puede ser el deseo de muchos padres que, como la mayoría, piensen que su pequeño destacará en los estudios y tendrá el éxito laboral garantizado. Sin embargo, este mito no está acorde con la realidad, ya que los niños con altas capacidades intelectuales (AACC) o niños superdotados pueden llegar a sufrir graves consecuencias de las limitaciones de un sistema educativo que actualmente no está adaptado a ellos.

 Según los especialistas, la superdotación viene determinada genéticamente, aunque hay otros componentes, como el entorno donde crece el niño y la motivación que recibe son decisivos en el desarrollo de la alta capacidad.

¿CÓMO SE RECONOCE A UN NIÑO CON ALTAS CAPACIDADES?

No existen unas características físicas claras que indiquen la superdotación, no necesariamente es el típico niño sabelotodo que acostumbramos a ver en televisión.

 En ocasiones, el niño muestra conductas distraídas, falta de atención en clase o comportamientos distraídos que pueden confundir al profesorado y a los propios padres, en el fondo son una muestra de su rechazo hacia un lugar en el que se aburre profundamente.

 Una gran parte de los profesores, reconoce su incapacidad para identificar a estos niños y a pesar de que el sistema educativo tiene sus protocolos de actuación con respecto a estos casos, la detección de esta anomalía, es muy baja. La gran mayoría de alumnos superdotados pasan desapercibidos en la escuela.

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS PARA EL NIÑO SUPERDOTADO?

Un niño con esta característica, muchas veces no es detectado ni en su casa ni en su escuela y ahí comienza un recorrido de frustración que puede acompañarle toda su vida.

La escuela, se convierte en un castigo por ser un lugar donde se repiten conceptos que le aburren, no se le estimula lo suficiente, provocando que deje de atender y muestren resistencias a acudir a clase.

La mayoría de los niños superdotados, tienen dificultades para relacionarse con sus compañeros, ya que no se sienten comprendidos ni en la misma etapa de madurez, y pueden llegar a aislarse o sufrir acoso escolar.

Estos motivos provocan en muchos casos el abandono de los estudios, por lo que varios de ellos viven toda su vida sin descubrir esa alta capacidad y pueden llegar a ser adultos sin carrera universitaria, con fracaso no sólo escolar sino también personal, social y afectivo.

Es evidente que poseer alta capacidad es un don, aunque no se suele imaginar que estos niños sufren debido a las limitaciones del sistema. Para ellos, poseer esa capacidad y no verse reconocidos en el mundo, suele llevarlos a depresión y ansiedad.

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA EVITAR ESTE PROBLEMA?

Muchos opinan que el sistema escolar debería realizar algunas pruebas que identifiquen en los primeros años de escolaridad, cuales niños pudieran tener altas capacidades, hacerles un breve seguimiento y luego mediante las evaluaciones psicopedagógicas pertinentes adaptar su aprendizaje.

Los expertos sostienen que la solución más acertada en estos casos, consiste en la adaptación curricular especializada, algo que ya se practica en algunos países desde hace un par de décadas, cuando empezaron por adelantar al niño superdotado uno o varios cursos para que se sienta más cómodo y estimulado en un mayor nivel de conocimientos y de madurez intelectual.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux