LOADING

Type to search

PEQUEÑO ASISTENTE – UNA CASA FRESCA Y RELUCIENTE

Avatar
Share

No es fácil llevar la casa cuando uno tiene niños pequeños. Tengo que planear con anticipación y coordinarme estratégicamente, en especial porque me gusta incluir a mi hijo Santiago, de ocho años, en las tareas domésticas. Trato de encontrar tareas apropiadas para su edad, que fomenten su sentido de la responsabilidad y cooperación, sin ponerlo en contacto con productos que podrían afectar su salud.

La lavada del baño y la limpieza a fondo de la cocina las hago cuando mi hijo juega con su papá o está en la escuela. Para el bienestar de la familia, es importante mantener estos cuartos limpios y seguros ya que en ellos se propagan gérmenes y bacterias que pueden perjudicar la salud de nuestros seres queridos.

A la hora de limpiar, me parece esencial tener presente que la meta es hacerlo eficientemente para mantener la casa limpia, segura y ordenada. Como siempre estoy corta de tiempo, pongo los platos en remojo en el fregadero con un choro de jabón para trastes para ablandar la grasa y me voy a limpiar el baño.

Prefiero usar productos que desinfectan, porque dan buenos resultados. Cuando termino en el baño, lavo los platos y limpio las superficies con toallas de papel y como son desechables no tengo que preocuparme con la acumulación de gérmenes.

Mientras limpio llevo un cubo con todos los productos y una bolsa vacía de habitación en habitación. En la bolsa voy poniendo todos los objetos que están fuera de su sitio y al acabar la limpieza los coloco en su lugar.

Al planear mi día considero que mi meta es hacer una tarea de limpieza al día (además de todas mis otras tareas): los lunes sacudo mueble, los partes paso la aspiradora, los miércoles limpio el baño y la cocina, los jueves cambio ropa de cama, los viernes vuelvo a pasar la aspiradora para prevenir la alergia de Santiago al polvo. Los fines de semana lavo la ropa y mi esposo y Santiago la doblan, aunque a veces tengo que reñirlos porque usan los calcetines como pelotas de baloncesto.

De todas las tareas, Santiago me ayuda más a recoger sus juguetes y ponerlos en su sitio. Otras tareas de Santiago incluyen hacer su cama, ordenar su escritorio y poner y quitar la mesa, mientras que su padre y yo cocinamos.

Por el momento, esta organización me funciona para mantener mi casa limpia y saludable para tener más tiempo libre para pasar con santiago y toda mi familia.

Siguenos:

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux