LOADING

Type to search

¿Por qué me siento tan agotada después de hacer una dieta?

Avatar
Share

Amiga lectora, te saludo como cada semana, y muy agradecida por sus cartas que tan gentilmente me hacen llegar. Y

Por: Laura Díaz Campbell – Consultora de Nutrición y Belleza

¿Por qué me siento tan agotada después de hacer una dieta?

Amiga lectora, te saludo como cada semana, y muy
agradecida por sus cartas que tan gentilmente me hacen llegar. Y
como siempre yo estoy satisfecha de contestar.

Querida Laura, la saludo y la felicito por sus consejos que tan
provechosos me son. Pasando a mi problema noto que cuando
comencé la dieta baja en carbohidratos que algunos también la
llaman alta en proteínas, al principio me encantó la idea pues
era la única dieta que me dejaba comer toda la carne de res o
puerco, huevos, queso y hasta tocino y helado (endulzado con
azúcar artificial) y aún así poder enflacar! Se oye como paradisiaco,
sin embargo al tiempo de estarla siguiendo ya me harté
de tanta carne que he comido y aún cuando he logrado rebajar
la verdad es que me siento muy cansada y no me dan ganas de
hacer nada. Me extraña ya que siempre he sido una persona
muy dinámica, pero al tiempo que comencé con esta dieta mis
energías han disminuido al grado de que en ocasiones no me dan
ganas ni de levantarme de la cama! Yo quisiera ejercitarme para
fortalecer mi cuerpo pues con la dieta se me ha aflojado bastante
la piel, pero me siento cansada como para hacer ejercicio.
Que es lo que usted sabe acerca de esta dieta y que me sugiere
que yo haga, sobretodo porque no quiero volver a engordar, pero
ya no puedo continuar sintiéndome tan débil
”.

Amiga lectora: Por primera vez la dieta baja en carbohidratos
estuvo muy de moda hace ya unos cuarenta años y hoy nuevamente
volvió a resurgir y ponerse de moda hace unos 2 ó 3 años,
aunque ya está volviendo a perder fuerza porque precisamente
no es el paraíso que se espera de ella. Esta dieta consigue muchos
adeptos porque es la única que permite comer mayores porciones
de carne, jamón, tocino, mayonesa, etc., es decir, todos aquellos
alimentos que en cualquier otra dieta serían muy racionados y
hasta prohibidos y aún así perder peso. Pero el problema que no
es saludable y mucho menos energética. Dentro de los primeros
síntomas que lo demuestran son precisamente una falta de energía
como lo que le está sucediendo a usted. Y la razón es precisamente
por la disminución de carbohidratos que son la principal
fuente de energía y vigor para el cuerpo! Los carbohidratos son el
combustible que el organismo utiliza para moverse; vienen siendo
como la gasolina para el carro y a nadie se le puede ocurrir
que sustituyéndola por agua el carro se irá a mover. De la misma
manera el organismo no va a responder si no se le proporciona
los suficientes carbohidratos. Usted además de cansada se siente
más flácida y eso es porque al no haber suficientes carbohidratos
su cuerpo está utilizando sus músculos como fuente de energía,
entonces usted en vez de perder grasa acumulada está perdiendo
músculo cosa que no es nada estético, y lo peor es que no tiene
energía para reponerlo haciendo ejercicio.

Otro riesgo es que al permitir consumir tanta grasa saturada y colesterol
pone en peligro la salud. El tercer problema es que termina
aburriéndose de tanta carne que lleva (cuidado con el artritis) y a
la vez no tiene una gran variedad de alimentos además de prohibir
muchas de las frutas más sabrosas y saludables. Cuando la persona
se harta y comienza a ingerir más variedad de alimentos, inmediata-
mente vendrá un aumento de peso (y energía), pero lo malo es que
de tanta masa muscular perdida no se recuperará y el aumento será
más bien de grasa que se acumulará en zonas como el vientre, la
cintura, los muslos o los brazos.

COMIENCE UN PLAN DE ENERGIA

Lo primero que le sugiero es un buen plan para levantar su
energía que ahora anda por los suelos. Olvídese de esta dieta. El
siguiente paso es hacerse un buen caldo de sopa de pollo para revivirla.
Incluya pollo desgrasado, col, papa, zanahoria, chayote,
calabacitas, un puntito de arroz, un pedacito de cebolla y elote.
También trate de conseguirse un buen multivitamínico como el
Ultra Woman Vitamin de GNN para que le ayude a recuperar nutrientes
que pudo haber perdido con esta dieta. Otra sugerencia
también sería incluir un suplemento de colágeno para recuperar
algo de la firmeza perdida en la piel y muscular como las Anti-
Wrinkle and Firming Tablets de Organics. Mi última sugerencia
es que entienda que la única manera de no volver a engordar el
peso perdido es usando el sentido común y fuerza de voluntad
dos virtudes que aunque pasadas de moda se ha demostrado que
cultivándolas uno puede alcanzar sus metas y una mejor vida.
Hasta la próxima, su consejera L.D.C.

Y recuerde cualquier pregunta sobre belleza, figura o cuidado de
la piel puede dejarme el mensaje al (323) 771-0082.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux