LOADING

Type to search

Sus continuas jaquecas se debían a un diente incrustado en su cabeza.

Avatar
Share

Un jugador australiano de rugby que acudio al medico aqujado de fuertes dolores de cabeza se sorprendio cuando en la consulta

Un jugador australiano de rugby que
acudió al médico aquejado de fuertes
dolores de cabeza se sorprendió cuando
en la consulta le sacaron de la frente
el diente de un rival, que era la causa de
su jaqueca… esto si tiene que Leerlo para poder
Creerlo!

Ben Czislowski chocó violentamente contra un
oponente en un partido de la Copa Queensland a
comienzos de abril. El lance se saldó con su crisma
abierta y la mandíbula y varios dientes rotos del rival.
Czislowski relató al Brisbanes Courier Mail que
tras el partido le cosieron la herida y desde entonces
sufría agudos dolores de cabeza, somnolencia
e incluso una infección en un ojo.

El deportista de 24 años fue al médico al sentirse
incapaz de volver a su nivel tanto físico como de
juego. Y cuál fue su sorpresa cuando el diagnóstico
le reveló que un diente se le había quedado clavado
en la frente, justo encima del ojo izquierdo.

“Ahora me puedo reír, pero el doctor me dijo que podía
haber causado graves problemas porque el diente
es una fuente de bacterias”, declaró Czislowski.
“Me siento muy afortunado porque lo peor que
me quedará del incidente, es sólo una frente más
fea”, añadió.

El jugador dijo también que enviaría el diente a
su dueño si este se lo pedía, pero en caso contrario,
él lo guardará como prueba de su extraña lesión.

Pudo votar en tres elecciones
sin que nadie sospechara que
el sufragante ¡era un perro!

Jane Balogh, una mujer anciana que vive en la ciudad
estadounidense de Seattle, se empeñó en demostrar
que el sistema electoral de este país está
lleno de agujeros. Así que puso manos a la obra
y, de una forma muy simple, consiguió que su perro
«Duncan» pudiera votar hasta tres veces en las
elecciones locales antes que alguien se diera cuenta
de ello… esto si que tiene que Leerlo para poder
Creerlo!

Lo primero que hizo fue ponerle nombre de humano
a su mascota: Duncan M. Macdonald, Luego
cambió la factura de su teléfono. Después y usando
una de las facturas como identificación, registró
al animal en el censo electoral del estado de Washington.
«Yo no intenté hacer trampa, sólo quería
probar que nuestro sistema tiene fallos y, los que
no son ciudadanos, tienen muy fácil inscribirse y
poder votar» dijo la señora Balogh.

«Duncan» pudo votar por correo en las elecciones
locales celebradas en Septiembre y Noviembre del
2006, y en las de Mayo del 2007. Según su dueña,
en los tres casos escribió «voto no válido» en la
papeleta que iba a nombre de su perro. Pero tuvo
que pasar tiempo antes que alguien se diera cuenta
que algo raro estaba pasando. Ocurrió en el recuento
de votos de las segundas elecciones.

Uno de losfuncionarios se extrañó de ver la huella de la pata
de un perro en el sobre que contenía la papeleta de
voto. Pero nadie reaccionó hasta que en Mayo de
este año, la fiscalía tomó cartas en el asunto tras
comprobar una vez más que en uno de los sobres
que contenía la papeleta de voto aparecía la huella
de la pata de «Duncan» en vez de la firma.

Siguenos:
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux