LOADING

Type to search

TEMO QUE MI HIJO/A SE META EN UNA PANDILLA:

Share

Medidas de prevención que los padres pueden tomar

Según el Centro Nacional de Estadísticas, en los últimos cinco años más de 12 mil jóvenes han muerto en los Estados Unidos en crímenes relacionados con las pandillas. Más del 40% de las víctimas han sido niños y adolescentes menores de 17 años, y, de éstos, el 89% eran hispanos o afroamericanos. Muchos entran en las pandillas porque esto es todo lo que conocen; otros porque es cool, es decir, lo que está en onda. Algunos buscan una familia sustituta; quieren pertenecer a un núcleo. Pero la mayoría lo hace por miedo!

Y es que, por regla general, estos jóvenes viven en zonas de alto riesgo, esto crea un ambiente de paranoia; o estás conmigo, o contra mí. Las drogas y el alcohol agravan el problema.

“Los pandilleros sólo tienen dos caminos en el futuro: prisión o muerte”, dice Arnulfo Anaya, de 20 años, mexicano, y ex pandillero desde hace dos años. ¿Qué lo hizo ver la luz? En la cárcel, se dio cuenta de que sus “socios”, a quienes él consideraba su familia, nunca fueron a visitarlo. “La única que estaba ahí, domingo tras domingo, era mi madre. Y me di cuenta de que la estaba haciendo sufrir mucho”, dice.

Hoy asiste a la escuela, hace mantenimientos de plomería, y está casado. Se siente un ser productivo, confiesa con emoción.

Actualmente a causa de la pandemia la situación social convivencia ha cambiado y se cree que la actividad padilleril ha reducido, sin embargo, si usted como papá o mamá teme que su hijo/a pueda ser reclutado por una pandilla, puede y debe tomar estas 5 medidas básicas.

Medidas de Prevención para los padres

  • Conozca los amigos de sus hijos. ¿Con quiénes se reúnen? ¿Qué hacen?
  • Escúchelos sin atacarlos ni criticarlos; así le tendrán confianza cuando tengan un problema.
  • Asígneles responsabilidades en el hogar. Ayúdelos a ocupar su tiempo libre en actividades constructivas (deportes, etc.)
  • Participe en su desarrollo escolar… Revise sus tareas.
  • Investigue a las pandillas de su comunidad ¿Cómo visten? ¿Dónde se reúnen?

Campaña de Terror

Pero si por desgracia su hijo/a ya esta dentro de una pandilla, no se desanime, también puede haber solución… Veamos estos ejemplos:

A Johanna Soto, mexicana, de 23 años, le balacearon la casa de sus padres y les destruyeron el auto. “Tuve que irme de la casa de mi familia, y vivía escondiéndome”, recuerda. Pero, aún así, logró escapar de “la vida loca”. Ella estuvo presa por problemas de drogas, pero la gota que derramó el vaso fue cuando las autoridades le quitaron a sus dos hijos. “Me dije: Hasta aquí. Y ya dejé esa vida…. No más pandillas para mí.

Otro que logró dejar esa vida es Miguel Morga, mexicano, de 33 años, y ex pandillero. “De uno mismo depende salirse o no de las pandillas”, afirma. “Es cierto que uno tiene que soportar una verdadera campaña de terror, golpizas, balaceras, atentados y amenazas de muerte pero aún así puede dejarlas si uno lo quiere, siempre hay alguna manera de lograrlo”.

En el caso de Morga, esa “manera” fue Barrios Unidos, una organización que opera en trece ciudades de California y otros estados, ayudando a jóvenes que desean dejar ese mundo.

Rompiendo Cadenas

Sí es difícil y se necesita mucho valor y fuerza de voluntad pero sí se puede salir de las pandillas.

El primer paso –y el más importante– es tomar la decisión de dejar la pandilla; hartarse de vivir en medio de la violencia y decir: “¡Hasta aquí!”.

El segundo paso es ‘‘buscar ayuda y protección’. Las organizaciones como Barrios Unidos apoyan al joven en su decisión y le ofrecen la oportunidad de aprender a quererse y respetarse así mismos.  Ellos proveen un ambiente positivo, donde los chicos aprenden que sí hay una solución.

El tercer paso es cambiar la manera de vestir, para que los demás comiencen a verlo –y tratarlo– de otra manera…  Hay que suspender los “colores y accesorios’ (gorras, cadenas, etc.), y otras señales de las pandillas.

Cuarto paso, se debe evitar los lugares que ellos frecuentan… Y de ser posible, hacer un cambio radical: mudarse de casa, escuela o barrio.

Y el quinto paso es cambiar de amistades: comenzar a asociarse con jóvenes que no estén involucrados con las pandillas.

Para más información puede llamar tel. (408)457-8208 (Barrios Unidos).

Siguenos:
Next Article

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux