LOADING

Type to search

Terapia a base de imanes para combatir el dolor

Avatar
Share

Por: Sylvia Carlock

 “Por un placer, mil dolores”, dice el refrán popular que esta semana traemos a colación porque hablaremos de una terapia para combatir el dolor.

  La terapia a base de imanes consiste en poner un imán cercano al lugar del cuerpo donde hay un dolor muscular causado por reumatismo, jaqueca, torcedura, artritis, etc.

   El imán es un objeto metálico que posee un campo magnético donde se producen descargas eléctricas.

   El dolor por lo general viene acompañado de inflamación y tejidos congestionados.
 

  Cuando ponemos un imán cercano a un lugar del cuerpo donde hay un dolor, ocurren varios efectos:
1. El imán ejerce su fuerza magnética sobre el hierro que contiene la sangre, atrayéndola hacia el lugar donde hay dolor, mejorando la circulación localmente.
2. Como consecuencia de una mejor circulación, el tejido empieza a desinflamarse, con lo cual el dolor cede.
3. Otra forma en la que el imán actúa es bloqueando los impulsos de dolor enviados por el cerebro.

   Los resultados de este tipo de terapia pueden variar, dependiendo de la persona y del imán, pero por lo general se pueden empezar a sentir los primeros resultados en unos minutos o en pocas horas. Al cabo de varios días, el resultado es notable.

   En el mercado existen productos a base de imanes y algunos muy caros. Si usted desea, puede preparar en casa su propia terapia a base de imanes.

  En una tienda de artesanías o ferretería, compre imanes pequeños. Puede usar una tira larga de tela donde cosa pequeñas bolsitas. Coloque siempre el lado del campo magnético (donde se siente la fuerza de la atracción) pegado al cuerpo. Adentro de cada bolsita, meta un imán y cierre la bolsita para que no se salga el imán. Esta tira la amarra alrededor de su cuerpo donde sienta el dolor.

   Otra técnica: Dependiendo de en qué lugar del cuerpo necesite colocarlo, usted también puede pegar los imanes con cinta adhesiva, con una venda o con una bandana. Una recomendación: no apriete demasiado la venda o la bandana porque eso impediría la circulación de la sangre.

    Pasados unos días, cuando el dolor haya disminuido, usted puede acelerar el proceso de sanación con un masaje en la parte afectada, para incrementar la circulación. Si el dolor es crónico, deje los imanes por varias semanas hasta que el dolor esté bajo control. De preferencia combine esta terapia con otras necesarias para sanar la causa del dolor.

   No se debe usar esta terapia de imanes:
 1. Si usted tiene un marcapasos o algún aparato electrónico implantado en su cuerpo.
 2. Si cerca del dolor hay una herida que ha sangrado recientemente.
 3. Si usted está embarazada.
 4. Si ha recibido inyecciones de cortisona en las dos últimas semanas.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico. Preguntas, comentarios: 7271 Garden Grove Blvd. Unit E, Garden Grove, CA 92841. Por email: consulta@doctoraconsejos.com y por fax al (714) 274-7199.
Consulta el Diccionario de Hierbas y de Remedios en www.DoctoraConsejos.com
 

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux