LOADING

Type to search

Un adolescente atrapado entre dos pederastas: el estremecedor experimento social que advierte de los peligros de la Red

Avatar
Share

WTB

 

En 2015, los niños y adolescentes reciben en casa y en el colegio multitud de consejos sobre seguridad en Internet…

Para prevenir el acoso, padres y profesores les recomiendan que no entablen conversaciones privadas con desconocidos en en redes sociales y en aplicaciones de mensajería. Tampoco que envíen fotos o información privada, ya que los acosadores pueden terminar chantajeándoles. Y por supuesto, que no acudan a citas solos con personas que no han visto en su vida.

Pero a pesar de todas estas advertencias, parece que los jóvenes no aprenden. Así se puede comprobar en un escalofriante experimento social llevado a cabo por Coby Persin, un experto en este tipo de vídeos que tan populares son en You Tube.
En ‘Child Predator Experiment’, Persin se hizo pasar por una adolescente y entró en contacto con sus víctimas a través de Facebook. En apenas unas horas de conversación, les convenció para que acudieran ellos solos a la casa de la supuesta chica. Y para sorpresa de los padres de los chavales, que estaban compinchados, todos cayeron en la trampa.

Así se puede ver ene le vídeo como uno de ellos llega a la casa y se encuentra a su propia madre, que le abronca. Otro se mete en una furgoneta, en la que supuestamente iba el padre de la chica con la que había chateado, pero que en realidad estaba ocupada por dos secuestradores. Uno de ellos el propio padre del joven, que le recrimina haber sido tan inocente y creerse que una chica que acaba de conocer iba a mandar a alguien a buscarle.

Pero lo más estremecedor llega al final. La chica le dice por Facebook que acuda a su casa, que ella se está duchando. Cuando el joven de apenas 13 años llega al lugar y se acomoda en el salón, aparecen dos hombres medio desnudos con intención de abusar de él. Si la situación hubiera sido real, nadie habría podido ayudar al chico, a pesar de sus gritos. La tensa escena acaba cuando aparece en escena su madre para echarle la bronca.

El experimento de Coby Persin puede ser una estupenda herramienta para que los adolescentes tomen conciencia de verdad de los peligros de Internet. El vídeo es tan terrorífico que seguro que causa una honda impresión en ellos.

 

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux