LOADING

Type to search

Utilice los beneficios financieros “INTELIGENTEMENTE”

Avatar
Share

Por: Jason Alderman

Si tiene suerte como para ganar una lotería multimillonaria, no necesita esta columna; necesita un equipo de expertos legales y financieros para asegurarse de no estropear su posibilidad de alcanzar la seguridad financiera de por vida. Pero si recibe un beneficio monetario considerablemente menor, ya sea una devolución de impuestos, sentencia de divorcio, herencia o bonificación del trabajo, hay acciones que puede tomar para lograr un impacto positivo en su actual situación financiera.

Primero, tómese un respiro. Antes de gastar el dinero, guarde el dinero en una cuenta de ahorros hasta haber analizado toda su situación económica. Calcule sus deudas existentes, los próximos gastos y las necesidades futuras para destinar el dinero donde es más necesario.

Despierte y sienta el aroma del beneficio tributario.  Los estadounidenses que trabajan tendrán pagos de nómina más grandes este año debido a una exención impositiva que recorta la parte correspondiente de impuestos sobre la nómina de Seguro Social en casi un tercio. Sin embargo, una encuesta reciente en el sitio web de la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio (NFCC) reveló que casi la mitad de los participantes no tenían conocimiento de este beneficio.

“Algunas personas verán $2,000 extra en sus pagos de nómina este año, pero independientemente de la cantidad, aproveche bien este dinero mientras lo tenga, ya que el recorte tributario se aprobó únicamente para el año 2011”, dijo Gail Cunningham, portavoz de NFCC.

Ahorre para emergencias. Para proteger a su familia del impacto de un despido u otra crisis financiera imprevista (como es una emergencia médica, un accidente automovilístico o robo), separe efectivo suficiente para cubrir al menos seis meses de gastos de mantenimiento.

Pague sus deudas. Antes de invertir el dinero, sería mejor que pague todas las deudas pendientes primero –como son tarjetas de crédito, préstamos de automóvil y estudiantiles y préstamos/líneas de crédito sobre capital inmobiliario. Comience primero con las deudas con mayores intereses, luego continúe con el resto. Pero recuerde: Los intereses de determinados tipos de préstamos, como son los préstamos estudiantiles, hipotecas y préstamos/líneas de préstamo sobre capital inmobiliario asegurados federalmente pueden ser deducibles de impuestos.

Ahorre para la jubilación. Muchas personas financian insuficientemente sus cuentas de jubilación de manera crónica.  Una estrategia relativamente indolora es aportar una porción de su beneficio tributario a una cuenta IRA o plan 401 (k). El dinero se debita de manera automática y sencilla de su cheque de pago o cuenta bancaria y las ventajas que ofrecen estos planes incrementarán sus ahorros aún más rápido.

Financie la universidad. Si tiene hijos, probablemente ya se esté preocupando por el pago de la universidad. Aunque su propia seguridad de jubilación debe estar primero (siempre puede pedir un préstamo para la educación pero no para la jubilación), si recibe un beneficio tributario, considere abrir un Plan Calificado de Matrícula del Estado 529 (529 Qualified State Tuition Plan) o una Cuenta de Ahorros Coverdell para la Educación (Coverdell Education Savings Account) – dos métodos de ahorro que ofrecen estupendas ventajas tributarias.

Una vez que haya utilizado su beneficio para cancelar las deudas o comenzar un plan de ahorros, no vuelva a caer en malos hábitos. Hay disponibles numerosas herramientas en línea, incluso calculadoras de presupuesto interactivas, en sitios como por ejemplo MyMoney.gov (www.mymoney.gov) de la Comisión de Aprendizaje y Educación Financiera de los EE.UU., Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio (www.nfcc.org) y Practical Money Skills for Life (www.practicalmoneyskills.com), un programa gratuito de administración financiera personal.

Y finalmente, no olvide premiarse por haber utilizado su beneficio financiero de manera inteligente. Me gusta la regla 90/10, en donde el 90 por ciento se destina al pago de deudas o ahorros y el 10 por ciento es para gastar en algo divertido.  

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux