LOADING

Type to search

APOYO FAMILIAR CONTRA EL ABUSO DE SUSTANCIAS

Avatar
Share

Hoy respondemos a la carta de una madre preocupada porque encontró mariguana en la mochila de su hijo, por lo que hablaremos de las causas de la adicción y de su tratamiento.

Sobre las causas del abuso de drogas se han escrito ríos de tinta y se sabe que son muy variadas, lo que la mayoría de los estudios presentan en común es que las personas que suelen engancharse a las sustancias reportan tener angustia y ansiedad. Sobre esto vale la pena detenerse. Ambas son estados alterados llenos de inquietud y nerviosismo, pero la ansiedad son “ganas de que algo suceda” y la angustia es “temor de que algo suceda”. La ansiedad mueve, la angustia paraliza. Para entender a una persona que abusa de sustancias, pregúntese si lo que le lleva a fugarse de la realidad es angustia o es ansiedad.

En el tratamiento psicológico de la ansiedad es importante deslindar el futuro del presente, centrar la atención en lo que sí se puede cambiar y dejar la responsabilidad de aquello que no corresponde a la persona. La ansiedad se calma con trabajo, se sublima en logros y creatividad. Resolverla fortalece la parte de la personalidad que Sigmund Freud llamó “ego”, es decir, el adulto que llevamos dentro.

En el tratamiento psicológico de la angustia es importante deslindar el pasado del futuro para centrar la atención en el presente. La angustia tiene un componente de miedo. Se vive el futuro como amenaza porque (quizá) se tiene una mala experiencia en el pasado. La angustia se calma con amor, con abrazos, con palabras que ayuden a espantar los miedos.

Para acercarse a su hijo adolescente que ha probado drogas lúdicas y puede estar abusando de ellas, los padres deben preguntarse si ha habido cambios en su conducta. Si cambiaron sus calificaciones, sus amigos, su habitación, sus intereses, su atuendo. ¿Hay cambios emocionales ligados a esos cambios visibles en el entorno del joven o la joven que usa drogas?

La gente con un conflicto interior muestra un entorno deteriorado y carece de planes a futuro. Ocupa su energía en sentirse bien, no en construir futuro. Si los estados emocionales basados en la tristeza y el enojo duran más de tres meses, consulta a un especialista, de preferencia un psicólogo que trate con terapia antes que con pastillas.

Hable mucho con su hijo. Demuéstrele amor por sobre todas las cosas. Recuerde que el amor todo lo cura.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux