LOADING

Type to search

EN CUARENTENA CON EL ENEMIGO

Avatar
Share

Cada minuto una mujer pide ayuda por violencia doméstica en EEUU

Un análisis del diario USA Today señaló que mientras se había visto un decrecimiento en el índice de crímenes en general, tras el covid-19 se observó una mayor cantidad de casos de violencia doméstica, del 10 al 30% a nivel nacional.

Casos como el de Ana quien perdió su trabajo por la pandemia y su boleto de libertad para independizarse y salir de una relación violenta a la que ha estado sumergida por más de 3 años.

Ana cuenta que una ocasión que su pareja abusó de ella llamó a la policía. Sin embargo, al llegar a casa los oficiales no ingresaron. El abusador les mintió diciendo que él tenía el COVID-19.

Al igual que Ana miles de mujeres en Estados Unidos que sufren violencia doméstica y que tras la cuarentena para frenar la propagación del coronavirus viven atrapadas con sus abusadores.

Entre marzo y abril, casi 113 mil mujeres han solicitado ayuda de emergencia por llamada, texto y mensajes a la línea nacional The Hotline.org para auxilio por violencia en sus hogares. “Durante la mayor parte de la pandemia hasta el momento, las sobrevivientes han estado muy cerca de sus abusadores, y puede haber sido menos seguro buscar ayuda”, explicó Christina So, vocera de Hotline.org.

La mayor parte de los casos, entre las víctimas que sentían que el coronavirus había agravado el problema, se concentraron en California, Texas, Nueva York, Florida e Illinois.

Las denuncias que se reciben en la red nacional Hotline.org son canalizadas a distintas organizaciones en Estados Unidos. Una de ellas, que tiene refugios para mujeres en distintos estados, es Casa de Esperanza. Su directora de adiestramiento, Paula Gómez-Stordy, explicó por qué el encierro está agravando la situación.

La convivencia más intensa y el estrés, coincide la psicóloga María Basualdo, aumentan la frecuencia de los ataques de los violentadores a sus víctimas.

“Estamos en una situación de estrés, de angustia, de incertidumbre. Gente que ha perdido su trabajo, inmigrantes que no han recibido ayuda, gente que no sabe qué va a pasar si van a recuperar su trabajo. Si en la pareja había violencia doméstica, el estrés lo va a agravar”, explicó Basualdo, quien atiende casos de violencia doméstica en Miami.

El abuso se trata de poder y control, por lo que cuando un abusador siente menos control sobre cosas como las finanzas y el trabajo a distancia, el abusador puede aprovechar la situación para obtener aún más control.

“Es como caminar con una bomba en la mano”, dijo Andrea, una sobreviviente de violencia doméstica. “Cualquier pequeño movimiento que hacía encendía a mi exnovio. Imagina estar atascada sabiendo que con cualquier pequeña cosa que hagas podría hacer explotar la bomba que estás sosteniendo. Esa fue mi vida 24/7”. Añadió.

Gómez-Stordy, de Casa de Esperanza, dijo que la condición migratoria no debe frenar a una víctima para denunciar los abusos y buscar ayuda. Las líneas de ayuda de Hotline.org reciben una gran cantidad de llamadas de población hispana, ya que cuentan con números de emergencias en español, tanto por teléfono en el número 1 800 799 7233, en su sitio web o con un mensaje de texto con la frase “amores” al número 22522.

“Tienen personal que hablan español y si la persona tiene documentos o si no tiene documentos, no importa. Esos programas de apoyo están ahí para ayudar a la gente”.

Tanto Hotline como Casa de Esperanza dicen estar preparándose para recibir una alza de solicitudes de ayudas y refugio en los próximos meses, a medida que en distintos estados de Estados Unidos se vayan relajando las medidas de confinamiento social y las víctimas encuentren espacios más seguros para poner sus denuncias o pedir auxilio.

Si estás siendo víctima de violencia doméstica, ármate de valor y reporta, no dejes que tu abusador termine con tu vida, no dejes que termine con la vida de tus hijos, pide ayuda ¡NO ESTÁS SOLA!

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux