LOADING

Type to search

La Langosta

Avatar
Share

La langosta forma parte de una gran familia de crustáceos marinos. Es considerada una de las estrellas de los mariscos, siendo su carne de las más sabrosas y apreciadas.

La langosta forma parte de una gran familia de crustáceos marinos. Es considerada una de las estrellas de los mariscos, siendo su carne de las más sabrosas y apreciadas.

Sus Características:

Este crustáceo marino está provisto de 5 pares de patas, cuatro antenas, ojos salientes, cuerpo semicilíndrico y cola larga y gruesa en forma de abanico. Mide aproximadamente 50 cm de longitud, aunque suelen crecer durante toda su vida por lo que pueden alcanzar tallas gigantes. Es de color oscuro, que se vuelve rojo cuando se cuece; pesa en promedio 5 kg (aunque se han encontrado langostas que pesan más de 10 kg).

Las langostas son invertebrados y poseen un duro caparazón que los protege contra posibles depredadores. Cuando la langosta llega a su completo desarrollo, el caparazón, incapaz de contenerla, se va desprendiendo en fracciones, durante esa muda, cuya duración es de tres semanas el crustáceo se debilita y desprovisto de toda defensa puede ser devorado por uno de sus muchos enemigos, entre los que se cuentan el bacalao, la raya, el cazón. El macho adulto experimenta dos mudas anuales y la hembra una solamente.

La hembra pone de 5,000 a 100,000 huevos -que lleva debajo de la cola-, durante 11 meses, de los cuales no todos alcanzan su completo desarrollo, pues suelen ser abundante pasto de los peces y hasta llegan a ser devorados por la propia madre. Hábitat y Alimentación Las langostas viven en fondos rocosos, arenosos o fangosos en profundidades entre 20 y 60 metros, descendiendo en impresionantes migraciones hasta profundidades mayores en invierno. Son peregrinaciones en fila, en las que la langosta que va detrás va protegiéndole el abdomen con las antenas a la que la precede. Estas antenas le sirven de radar además de instrumento de defensa. Generalmente viven de forma solitaria en hendiduras o madrigueras debajo de las rocas.

Como la mayoría de los crustáceos, es de hábitos nocturnos alimentándose de pequeños peces, crustáceos y moluscos. Durante el día permanecen resguardadas en las rocas, moviendo continuamente sus antenas a la espera de la presa que, inadvertidamente, se pone a su alcance. No dispone de pinzas como el bogavante para triturar los alimentos, por lo que tiene que escoger alimentos blandos. La langosta se pesca en los océanos Atlántico y Pacífico así como en las costas septentrionales de Europa mediante trampas en cuya parte superior se encuentra una abertura en forma de embudo, donde se coloca la carnada (por lo general pescados).

Esa especie de jaula se suspende de una cuerda y se baja al fondo del mar; el crustáceo, una vez que ha penetrado en la trampa, no puede retroceder ni librarse de su prisión. El cordel se sujeta a una boya, y el pescador recorre diariamente las que son de su propiedad, retira las langostas y repone la carnada. En muchos países la pesca de la langosta está reglamentada para evitar su extinción. Las langostas son de sangre fría, dependiendo la temperatura del cuerpo de la del agua.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux